El Comercio

«El cómic ayuda a hacer accesibles temas complejos»

Bryan y Mary M. Talbot, ayer a su llegada a la Casa de Cultura de Avilés.
Bryan y Mary M. Talbot, ayer a su llegada a la Casa de Cultura de Avilés. / MARIETA
  • El matrimonio Talbot hace un recorrido por su trayectoria, la industria gráfica y el papel de la mujer en la industria

Más de cuarenta años separan las primeras ilustraciones de Bryan Talbot de sus trabajos actuales. Una larga trayectoria profesional que le ha hecho conocer de cerca el cómic 'underground', la industria norteamericana y a las grandes editoriales. Junto a él, su mujer Mary M. Talbot, académica de la lengua especialista en género y en literatura comparada. Dos carreras profesionales que se unieron «por casualidad» en el año 2011 y que ayer ellos mismos se encargaron de desgranar en las Jornadas del Cómic de Avilés.

'La niña de sus ojos' fue el primer trabajo en el que ambos se embarcaron de manera conjunta en la industria de cómic y la novela gráfica. «Ella se había retirado y le pregunté si le apetecía hacer un guión para mí. Se lanzó y eso nos llevó a conseguir el Premio Costa, nuestra novela gráfica fue la primera en llevarse este galardón», recordó Bryan Talbol. Tras esta primera publicación llegó 'Sufragistas' y dentro de un mes verá la luz 'La Virgen Roja'. Todas ellas comparten protagonistas, mujeres relevantes para la historia internacional.

«En mis guiones trato de contar historias relevantes para las mujeres, que se vea que han tenido un papel importante», comentó Mary M. Talbot, que también destaca el auge que está teniendo dentro de la industria «la presencia de mujeres como dibujantes, escritoras o editoras. Esto está haciendo que cada vez haya más lectoras y a mí me enorgullece poder colaborar a que esto pase con mis obras». De escribir largos ensayos para la Universidad, Mary M. Talbot ha preferido dejar las palabras en el camino e ir a lo conciso para dar salida a todas esas ideas.

«El cómic es una herramienta fantástica para abordar ideas complejas, hace accesibles esos temas, algo que no podía hacer con mis ensayos. Además, ahora puedo alcanzar a un público más amplio», comentó la escritora.

En el proceso creativo también han notado un cambio. Una de las principales editoriales de libros es la que se encarga ahora de dar salida a las obras de Talbot. «La industria del cómic norteamericano es similar a una cadena de producción, tu haces tu parte y se la pasas a otro. Cuando trabajo con Mary es diferente, tenemos una relación más intensa y estrecha, podemos compartir todo. Yo le hago cambios en el guión y ella vigila cómo dibujo para que todo case con la idea que tenemos. Hacer solo material propio es mucho más gratificante», explicó Bryan Talbot. A este dúo se ha sumado también su hijo, dibujante, que trabaja junto a Mary M. Talbot en la edición de tiras satíricas políticas.

Ambos pusieron también el acento en el auge de la propia industria a nivel internacional. «Cuando empecé no ganaba ni un euro. Ahora todo es diferente, cada vez los cómic y sobre todo la novela gráfica ganan más notoriedad, más espacio en los medios y los autores tenemos un espacio para dar a conocer nuestras obras en eventos y festivales y cada vez crecerá más, estoy seguro», incide Bryan Talbot.