El Comercio

Los ecologistas reclaman un plan de movilidad urbana

  • Aseguran que es una asignatura pendiente, sobre todo en una ciudad «con un alto índice de contaminación»

Desde ayer y hasta el próximo jueves 22 se celebra la Semana Europea de la Movilidad, «pero los avilesinos no lo notarán porque la ciudad no se ha unido a esta campaña que tiene como objetivo concienciar y sensibilizar sobre las consecuencias negativas que tiene el uso excesivo del coche en detrimento del transporte público». El Colectivo Ecologista de Avilés denunció ayer esta situación que entronca con una evidente falta de voluntad para sacar adelante un plan de movilidad sostenible.

«Iniciativas políticas o programas públicos que realmente apuesten por una ciudad más amable, inteligente y sostenible brillan por su ausencia», criticaron a través de un comunicado. Recuerdan que es desde el plan de movilidad desde donde se debe priorizar el carril-bici, que primero habrá que construir, además de promover el transporte público, los vehículos eléctricos, el coche compartido o diseñar adecuadamente la planificación urbana sostenible.

«Desde este colectivo hemos reclamado e instado al gobierno municipal que cumpla con esta obligación, especialmente desde que con la Ley de Economía Sostenible del año 2011 se establece que la concesión de cualquier ayuda o subvención a entidades locales destinada al transporte público urbano o metropolitano se condicionará a que la entidad beneficiara disponga del correspondiente plan de movilidad sostenible», recordaron.

Esta apuesta permitiría «ayudas y fondos europeos para reverdecer espacios públicos (...) y una comarca más dinamizada, más limpia y menos congestionada». Insisten en señalar que llevarlo adelante requiere un «compromiso político y público que no se manifiesta» en el diseño de un espacio urbano «atractivo y seguro para peatones y ciclistas, no para el vehículo».

Es por ello que solicitan voluntad de trabajar en un plan que mejoraría la calidad del aire en una comarca con altos índices de contaminación. Tendría que promocionar el transporte público en la comarca, la ampliación y mejora de aceras, la construcción de aparcamientos disuasorios cercanos a líneas de autobús y trayectos seguros para el uso de la bicicleta o los trayectos a pie.