El Comercio

La Federación de Vecinos reclama más policías y bomberos tras las inundaciones

  • La entidad aprecia indefensión ante la escasez de personal, que también da cobertura a otros puntos de la comarca

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Avilés, Antonio Cabrera, alertó ayer del peligro que supone para los ciudadanos la reducida plantilla de policías y bomberos de la ciudad. «Las inundaciones de esta semana volvieron a poner de manifiesto la escasez de ayuda con la que contamos los vecinos ante las adversidades. Es increíble que sigamos teniendo treinta bomberos, dos menos de los que debiéramos, pero muchos menos de los que necesitamos, que rondarían los cuarenta», lamentó el líder vecinal.

Los comerciantes de la calle Llano Ponte pusieron de manifiesto sus quejas ante la falta de personal que les ayudase en los peores momentos del temporal de lluvia que azotó la ciudad el pasado jueves. «Es normal que se quejen. Parece que estamos esperando a que ocurra una catástrofe mayor para actuar, mientras no se hace nada. Y no es sólo un problema de falta de bomberos, sino que los que tenemos a veces tienen que acudir a emergencias fuera de la comarca, lo que hace que nos quedemos indefensos ante cualquier circunstancia», señaló Antonio Cabrera.

La Federación de Asociaciones de Vecinos también recalcó la necesidad de aumentar las plantillas de la Policía Local y Nacional en la ciudad. «Está claro que sería necesario tener más policías para que pudieran desarrollar bien su labor, hay ocasiones en los que los turnos están muy cojos y eso no se debería consentir. Las autoridades pertinentes deben ponerse manos a la obra para acabar con esta inseguridad y aumentar los efectivos», indicó Cabrera.