El Comercio

«No reconozco a mis personajes en la pantalla»

George Pérez, en el centro de la foto, durante la conferencia de despedida de las jornadas.
George Pérez, en el centro de la foto, durante la conferencia de despedida de las jornadas. / MARIETA
  • George Pérez cierra las Jornadas del Cómic repasando sus últimos trabajos y analizando su trayectoria como dibujante y escritor

Considerado uno de los grandes de la industria del cómic, George Pérez volvió ayer a provocar los aplausos de decenas de fans en la Casa de la Cultura. El guionista y dibujante norteamericano se encargó de cerrar el ciclo de conferencias de las Jornadas del Cómic de Avilés con un repaso a sus trabajos más actuales y a su larga trayectoria como dibujante en algunas de las editoriales más reconocidas de la industria.

La fama de los personajes dibujados por Pérez desde los años 80 es paralela a la suya propia, aunque admite que después de todos estos años y del reconocimiento acumulado se queda con «poder seguir disfrutando con el dibujo y contando historias». De sobra son conocidos los personajes de la colección 'Titanes' o los grandes superhéroes de DC Comics o Marvel que en su momento el dibujante delineó con sus lápices. El salto a la pantalla de sus 'hijos' cada vez cobra más fans, aunque George Pérez no es uno de ellos. «No veo la adaptación a televisión de los personajes que creo porque no los reconozco en la pantalla, son diferentes a los que yo creé en su momento», confesó el dibujante.

Actualmente trabaja con la editorial Boom! Studios en una nueva colección 'Sirens', cuyas protagonistas son algunas de las mujeres que están en la vida del dibujante o bien que han pasado por ella de alguna u otra manera. «Esta colección es mi carta de amor al aficionado. Me gusta incluir a gente o fans en mis obras. En este caso una de las protagonistas es mi mujer. Entre ellas no se conocían, lo han hecho gracias a estos números y ahora tienen un vínculo fuerte, casi de hermandad y amistad al formar parte de la colección», explicó Pérez.

En este nuevo trabajo se ha volcado de lleno y aunque su estado de salud ha hecho que se retrase en entregar la obra, ha querido guionizarla y dibujarla él solo. «Me lo he pasado muy bien con este proyecto, aunque a veces mi mujer dice que el George Pérez dibujante debería matar al guionista», comentó entre risas, a la vez que daba las gracias a la editorial por permitirle libertad absoluta. «Cuando les presenté la idea me dijeron que era libre para escribir, que no iban a decirme como hacerlo y eso fue música para mis oídos. De verdad que lo echaba de menos», afirmó el dibujante, que ante las preguntas del público asistente confesaba que las grandes editoriales del cómic «ya no son tan creativas como antes. Cuando yo trabajaba en ello teníamos cierta libertad para los temas, ahora vas a una reunión creativa y sólo te dicen 'sí, quizás sí' porque las decisiones no las toman ellos sino los grandes grupos corporativos a los que pertenecen».

El 'Caballero del Dibujo', como le llaman algunos, anunció que ya tiene en mente un nuevo trabajo junto a Boom!Studios. «Al ir tan retrasado con 'Sirens' creí que se iba a acabar mi colaboración con ellos, pero todo lo contrario, ya me han propuesto nuevas metas. Me quedan tres páginas para acabar la colección y poder pasar a otros proyectos. En este caso sólo seré el dibujante a lápiz, tendré colaboración para todo lo demás. Ya no puedo hacerlo todo yo. En cuanto a la temática será una sorpresa que aún no puedo contar», explicó a los fans.

Sus inicios en el mundo del cómic también fueron objeto ayer de la curiosidad de los asistentes a la charla. «Nunca fui a clase de dibujo, aprendí imitando lo que había a mi alrededor. Poco a poco me metí en la industria y fui aprendiendo más y más porque sólo echándole horas puedes mejorar. Con la colección 'Titanes' me di cuenta de que tenía que aprender a dibujar bien y comencé a aprender más anatomía, a usar las perspectivas y las sombras», explicó Pérez, que también insistió y aconsejó a los que empiezan que «el proceso de aprendizaje no acaba nunca, es la forma de evolucionar y de seguir adelante en la industria».

Aunque han pasado décadas desde que subiera a lo más alto del mundo del cómic, George Pérez sigue considerándose «la chica más guapa del baile, con la que todos quieren bailar y eso me gusta. Eso sí, me alegro de tener éxito sin tener que pisar a nadie para ello», explicó a la vez que añadía que «el éxito conseguido es secundario ante la sonrisa que me ofrece la gente cuando me ve o se para a hablar conmigo. Cuando me preguntan que con qué me quedo siempre digo que con que me consideren buena persona».

Por último se despidió de las Jornadas del Cómic y de la sala insistiendo en que quien quiere dibujar cómics debe hacerlo «por el placer y el amor al propio dibujo».