El Comercio

El Puerto sustituye las luminarias de Conde de Gualdalhorce.
El Puerto sustituye las luminarias de Conde de Gualdalhorce. / MARIETA

El Ayuntamiento renueva las aceras de varias calles en Los Oficios, La Magdalena y El Quirinal

  • El Puerto inició ayer los trabajos de sustitución de las luminarias del paseo de Conde de Guadalhorce, que pasarán a ser de tipo led

El Ayuntamiento de Avilés inició ayer las obras de repavimentación de las aceras de la calle Luis Bayón, en el polígono de La Magdalena. Como ya publicó este periódico, el contrato, fue adjudicado a la empresa Intedia 3 Construcción por 176.432 euros, e incluye también otros viales en diferentes puntos de Avilés. Los trabajos han comenzado en La Magdalena, pero seguirán después por la zona de la glorieta de Los Oficios y El Quirinal.

Una vez que se renueven las aceras de Luis Bayón, notablemente deterioradas en los últimos tiempos, la empresa continuará con las de la Travesía de La Vidriera, situada junto a la glorieta de Los Oficios, que también tiene varios de sus tramos en mal estado, y seguirán en El Quirinal. En este barrio se actuará sobre las calles Ramón Granda y Juan Uría Ríu, ambas situadas en el entorno de la calle Fuero. De acuerdo con lo previsto, las obras deberían estar finalizadas en un plazo de dos meses.

Nuevas bombillas

Paralelamente a estos trabajos promovidos por el Ayuntamiento, el Puerto de Avilés comenzó también ayer a sustituir las luminarias del paseo de Conde de Guadalhorce para adaptarse a los criterios de eficiencia energética. Las actuales bombillas, incandescentes, serán cambiadas por otras de tecnología led, con las que se espera reducir el coste de la energía en la zona «de manera muy significativa». Se pasará a tener un consumo unitario por bombilla de 180 vatios a uno de tan solo 51 vatios, lo que supone menos de un tercio.

En los próximos días se colocarán hasta 136 luminarias de luz cálida, muy próxima a la luz natural. Pero no será el único cambio, ya que además se prescindirá de las luces de balizamiento que hay en la zona de césped, que ya no se consideran necesarias, lo que evitará posibles deslumbramientos a vehículos y viandantes, y se iluminarán de forma específica los ocho pasos de peatones que se encuentran distribuidos a lo largo de la avenida.

Otra de las novedades será la instalación de un sistema de telegestión que permitirá conocer en tiempo real el estado del sistema desde móviles y tablets.