El Comercio

El festival musical Miranda-Portugal estrecha lazos con el país vecino

De izquierda a derecha, Nachi Castellano, Ángela López, Yolanda Alonso y Juanjo García.
De izquierda a derecha, Nachi Castellano, Ángela López, Yolanda Alonso y Juanjo García. / MARIETA
  • Organizado por el coro Amigos de Miranda, se celebrará el próximo sábado en la Casa de Cultura con entrada gratuita

De la actuación que el pasado mes de abril realizó el grupo de canto Amigos de Miranda en la localidad portuguesa de Espinhel, nace el festival musical Miranda-Portugal, que el próximo sábado, día 24, llevará al escenario de la Casa de Cultura a las formaciones portuguesas Animatus Band y Coro Jovem y a las bandas locales La Garrapiella, el grupo Nostalgia y a los Amigos de Miranda. La actuación se celebrará a las ocho de la tarde, con entrada gratuita.

«Esperamos un éxito de entrada porque eso, además, nos motivaría», confesó ayer Ángela López, la presidenta de la agrupación musical de Miranda. Fue ella la que explicó el origen de «un intercambio cultural» en forma de festival musical para el que han contado con la colaboración del Ayuntamiento. «Nos sentimos tan bien tratados cuando en abril actuamos allí, invitados por la asociación recreativa y cultural de Arcel Espinhel, que se volcaron con nosotros, que teníamos que devolverles las atenciones», explicó. Lo hacen, además, en una ciudad con «gran tradición de festivales de coros», como señaló la concejala de Cultura, Yolanda Alonso, en la presentación del acto ayer en el Ayuntamiento. Alonso que al igual que Ángela López espera que el acto sea un éxito.

La asociación Espinhel, fundada en 1988, cuenta con un coro infantil y otro de jóvenes que, en su visita a Avilés, actuarán conjuntamente bajo la dirección de Luis Soares que, a su vez, forma parte de la Animatus Band. Son los invitados extranjeros de un cartel que se completa con la bandina La Garrapiella, el grupo Nostalgia y el grupo de canto Amigos de Miranda. Los ahora anfitriones cantarán un fado con sus colegas portugueses, algo que ya hicieron en abril en Águeda y que ahora tienen la posibilidad de repetir.

Relevo generacional

De cara al futuro, los Amigos de Miranda se fijan en el coro infantil de la asociación recreativa y cultural de Espinhel. «Necesitamos un relevo generacional», reconoció López, que además alabó la fluida relación e integración de pequeños y mayores en la formación coral portuguesa. Aseguró que habían intentado «rejuvenecer» su formación «porque la voz también se acaba», sin éxito. «Los padres no se comprometen a llevar a su hijos», afirmó, lo que llevó a Yolanda Alonso a sugerir la posibilidad de incluir el canto como actividad extraescolar en los colegios. «Así lo potenciaríamos desde pequeños y para las familias serían mucho más fácil», señaló.

El sábado del festival, los miembros de la Animatus Band y el Coro Jovem serán recibidos por la concejala de Cultura, Yolanda Alonso, en el salón de recepciones por la mañana.