El Comercio

La oposición exige una solución para las inundaciones en Llano Ponte

Los técnicos presentaron ayer su informe sobre la inundación de Llano Ponte a los portavoces.
Los técnicos presentaron ayer su informe sobre la inundación de Llano Ponte a los portavoces. / MARIETA
  • Los grupos consideran que el problema es «estructural» después de que los técnicos presentaran ayer sus informes a los portavoces

El equipo de gobierno reunió ayer a los portavoces municipales para exponerles los informes técnicos de lo ocurrido en la zona de Llano Ponte el pasado jueves, cuando la calle quedó anegada por las intensas lluvias caídas a primera hora de la tarde, que coincidieron con la pleamar. La conclusión es que las obras de reurbanización de la calle no influyeron negativamente y que, de hecho, permitieron mejorar la capacidad de evacuación de agua, pero los argumentos no han logrado convencer a la oposición de que lo ocurrido es inevitable, y los distintos partidos exige medidas para acabar con este problema.

«No podemos rebatir los informes técnicos, pero el sentido común nos dice que desde que se hicieron las obras ha habido más problemas en esta calle, y parece claro que hay un problema estructural que aún no tiene solución», lamenta el líder de Somos, David Salcines, que considera que la combinación de fuertes lluvias con una pleamar puede llegar a darse con una relativa frecuencia. «La solución sería un pozo de tormentas, pero ni siquiera se plantea por su elevado coste», dice.

No es el único con esta opinión. También desde Izquierda Unida se considera que «hay que buscar una solución, porque si no los comerciantes difícilmente podrán sobrevivir», sostiene su portavoz, Alejandro Cueli, que cree que «vamos a sufrir estas inundaciones más veces». La forma de terminar con el problema no parece fácil. «Cuando la ría inunda los ríos es complicado desaguar por gravedad, y sería imposible establecer un sistema de bombeo», indica el informe técnico, que sostiene además que «no había deficiencias que reseñar en la red municipal de saneamiento», aunque también apunta que se desconoce «el estado de los interceptores y aliviaderos que son gestionados por la Junta de Saneamiento».

Así las cosas, en el Partido Popular también se confiesan «preocupados» por el hecho de que ya hayan ocurrido inundaciones similares con anterioridad. «Los propios vecinos dicen que sucede con más frecuencia que antes, y el tiempo acabará confirmando si las cosas son así», expone Carlos Rodríguez de la Torre, que apunta además que problemas similares en otras zonas como El Reblinco o Jardín de Cantos llegaron a solventarse.

Pero el debate no se centra sólo en cómo evitar que se repitan inundaciones tan importantes como la ocurrida el pasado jueves, sino también en la necesidad de mejorar la respuesta de los servicios de emergencia. El parte meteorológico falló, y la lluvia caída duplicó las previsiones, y en poco más de tres horas se atendieron hasta 150 llamadas por incidencias relacionadas con la lluvia en la centralita de la Policía Local. Fue imposible controlar que ningún vehículo accediera a las calles inundadas. «En un futuro hay que garantizar que los coches no puedan pasar», pide el PP.

Desde Ciudadanos, Carmen Pérez Soberón reclama «un plan de seguridad actualizado», a la vez que pide que, «ya que no se garantiza que Llano Ponte no se vuelva a inundar», se dote de recursos a los comerciantes de la zona. «Hay que hacer pedagogía y darles medidas de autoprotección», considera. También su grupo se mantendrá alerta por si la situación se repite en el futuro, para exigir soluciones con carácter definitivo.

Tanto la alcaldesa, Mariví Monteserín, como el concejal Manuel Campa se reunirán esta mañana en el Ayuntamiento con los comerciantes afectados para presentarles los informes y ayudarles en la tramitación de las ayudas de los seguros que puedan corresponderles por los daños sufridos.