El Comercio

Seis cañones atomizadores para reducir el polvo portuario en la Industria

Seis cañones atomizadores para reducir el polvo portuario en la Industria

/ MARIETA

  • Comenzarán a funcionar el próximo lunes y reducirán el polvo en la carretera situada en frente de la estación de medición de Las Arobias

La Autoridad Portuaria sigue sumando equipos para tratar de reducir la afección al medio ambiente que genera su actividad. La próxima semana comenzarán a funcionar seis cañones atomizadores en la avenida de la Industria con el objetivo de reducir el movimiento que genera el tráfico de esta carretera de las partículas de polvo que quedan depositadas sobre la calzada de esta calle tras la carga y descarga de graneles en los muelles.

En los últimos días se han concluido las pruebas de estos equipos y, según anunció ayer la Autoridad Portuaria, comenzarán a funcionar el próximo lunes de forma continuada. Están instalados en las paredes de los tinglados que dan a esta calle con «el objeto de seguir minimizando las posibles afecciones de la actividad portuaria sobre el entorno», señalan desde el Puerto.

Estos equipos completan un plan que ha supuesto la instalación de diecisiete cañones a lo largo de las instalaciones portuarias. El primero se puso en funcionamiento en abril del año pasado para comprobar su eficacia en la mitigación del polvo generado en el entorno. Se pudo comprobar que con viento en calma y un funcionamiento diario de trece horas se conseguía humectar de manera continua un espacio de 25 metros. Además, según indicaron desde el Puerto, los equipos tienen un bajo consumo de agua y eléctrico. Cuentan con 37 boquillas «lo que hace más eficaz la captura y abatimiento del polvo que pueda generarse».

Ante los buenos resultados de la experiencia piloto, la Autoridad Portuaria optó por sumar diez cañones más que se fueron colocando a lo largo del año pasado a una altura de ocho metros con el objetivo de tener mayor cobertura y alcance. Estos equipos se instalaron en el muelle de Raíces al considerarse el que «más afección tiene sobre el entorno del Puerto».

De momento este plan se completa con los seis cañones de atomización que se prevé que entren en funcionamiento el día 26. Se adquirieron el pasado mes de julio y desde entonces se han llevado a cabo los trabajos de instalación en las paredes de los tinglados que dan a la Avenida de la Industria. La suma de los diecisiete equipos supone una inversión de entorno 150.000 euros sumando la obra civil y la eléctrica.

La zona estratégica en la que se sitúan estos atomizadores puede tener repercusión sobre los valores que arroja la estación de medición de contaminación de Las Arobias, ya que se encuentran muy cercanos a ella.

Riego de viales

En todo caso, el Puerto continúa con su plan de mejora medioambiental y de reducción de las afecciones que produce su actividad en el entorno. Una de las últimas medidas adoptadas es un sistema de riego de viales. Se está llevando a cabo la instalación para realizar una prueba piloto y comprobar sus resultados. El objetivo es también reducir el polvo que produce el tráfico rodado. Este sistema se instala ahora en aproximadamente un kilómetro de los muelles y se espera que pueda estar en funcionamiento el próximo mes de octubre. Como sucedió con los atomizadores, en caso de que cumpla con los objetivos marcados, el sistema se irá extendiendo paulatinamente a toda la zona portuaria.

Dentro de las inversiones autorizadas para este ejercicio, la Autoridad Portuaria también tiene previsto adjudicar en la próxima reunión que celebre su consejo de administración el contrato para la adquisición de otros doscientos metros más de pantalla porosa trasladable, que cuenta con doce metros de altura. El presupuesto de licitación de estas nuevas pantallas fue de 838.677 euros y con ellas se pretende reforzar las medidas ya tomadas para mitigar la afección por polvo en el muelle de ampliación de Raíces.

Otra de las medidas adoptadas este año por el Puerto ha sido la ampliación del contrato de limpieza de los muelles a los domingos. Todo ello se suma a los cañones de riego o los lava ruedas, además de adoptarse protocolos de operación destinados a reducir la emisión de partículas. El montante de las inversiones en la materia de mejora medioambiental previstas para este año se eleva a 400.000 euros.

Temas