El Comercio

Constantino Álvarez.
Constantino Álvarez. / MARIETA

«La ciudad ya ha perdido 1,5 millones para empleo»

  • El Partido Popular critica la nueva renuncia del Ayuntamiento a participar en los planes regionales

El Partido Popular Local no ha recibido con agrado la noticia de que, casi con toda probabilidad, el Ayuntamiento de Avilés volverá a renunciar a los 700.000 euros de ayudas del Principado para llevar a cabo el plan de empleo del próximo año. La nueva fórmula ideada por la administración autonómica no termina de convencer al gobierno municipal, que considera que las inseguridades jurídicas que podrían provocar que el Consistorio tuviera que hacer fijos de plantilla a sus participantes, no se disipan del todo.

«Era la crónica de una muerte anunciada, y va a ser difícil para este gobierno de incompetentes explicar a los 7.000 parados de esta ciudad que se renuncia a los planes de empleo por segundo año consecutivo», critica el edil Constantino Álvarez, después de que el concejal de Promoción Económica, Manuel Campa, reconociese que veía «difícil» poder acudir a esta nueva convocatoria. Uno de los principales problemas es el tipo de contrato que se les debe hacer a los participantes en esta iniciativa, que es de obra y servicio.

El Ayuntamiento de Avilés planteaba la posibilidad de derivar la contratación a terceros y realizarla a través de sociedades municipales, pero la fórmula no tuvo encaje dentro de los fondos europeos que subvencionan esas políticas activas de empleo. Así las cosas, y salvo que se produzca algún cambio significativo, Avilés prescindirá por segundo año consecutivo a desarrollar estos planes de empleo que podrían dar trabajo a un centenar de personas durante un año. «En total se han perdido ya 1,5 millones de euros, que son palabras mayores, con los que dos centenares de personas podrían haber tenido una oportunidad laboral», dice Álvarez.

El concejal popular recuerda que esto se suma además a la «chapuza» de las escuelas taller y talleres de empleo, a las que el ayuntamiento avilesino también terminó renunciando por las mismas inseguridades jurídicas una vez que ya habían sido convocadas las plazas e incluso realizadas las pruebas de acceso. «En políticas activas de empleo han quedado totalmente desacreditados para colgarse medallas, salvo la de la incompetencia», apostilla Álvarez.

Un plan local

El Ayuntamiento, en cambio, trabaja para convocar en las próximas semanas un plan de empleo local con fondos propios, dirigido a ofrecer una formación a los parados e incentivar su contratación en empresas. Este plan debería iniciarse este mismo año, y ya se están dando los últimos remates.

Ahora el Ayuntamiento espera que el Principado dé ese mismo giro y reoriente los planes de empleo que se llevan a cabo con financiación regional hacia itinerarios formativos y de inserción que permitan realizar contratos de otro tipo. El Principado convocará los planes de empleo con un montante total de diez millones de euros a repartir entre los distintos ayuntamientos asturianos. Por volumen de población a Avilés le corresponderían esos 700.000 euros que, según parece, volverán a quedarse otra vez en el cajón.