El Comercio

El Conservatorio inicia el curso con una decena de alumnos en lista de espera

Ayer fue el primer día del nuevo curso del Conservatorio Municipal Julián Orbón.
Ayer fue el primer día del nuevo curso del Conservatorio Municipal Julián Orbón. / JOSÉ PRIETO

El Conservatorio Municipal de Música Julián Orbón inició ayer el nuevo curso con 31 nuevos alumnos en las enseñanzas elementales y manteniendo la matrícula en los 240 alumnos que ya se habían registrado el año pasado. Una decena de ellos se han quedado en lista de espera, después de que las solicitudes de ingreso superasen notablemente a las registradas en años anteriores y llegasen a las 47.

No todos esos aspirantes han logrado entrar en el conservatorio avilesino, sino que algunos se han quedado finalmente a las puertas, pese a que se había anunciado que se atendería todas las solicitudes. Son alrededor de una decena, ya que tres de esos 16 alumnos excedentes no llegaron a presentarse y otros han logrado una plaza a última hora. «Se ha hecho un esfuerzo e incluso este mismo lunes se ha llamado a alumnos de la lista», justificaba ayer la concejala de Educación y Cultura, Yolanda Alonso.

La edil ha valorado los esfuerzos del nuevo equipo directivo liderado por Carlos Galán, que llegó el pasado 1 de septiembre para ocupar la plaza de Raquel García, que tuvo que ser cesada por orden judicial después de que una sentencia anulase las bases del concurso por el que ganó la plaza y otra resolución ordenase la ejecución provisional de esa sentencia contra la que se han presentado dos recursos que aún no se han resuelto, el de la propia García y el del sindicato Usipa. «Los nuevos responsables han trabajado muchísimo para que el curso comience con total normalidad», señaló Alonso.

Con el objetivo de organizar los horarios ya cumplido, ahora el nuevo equipo comenzará a diseñar la programación anual, que incluye también las actividades extraescolares y las abiertas al público, que tanto éxito tuvieron el año pasado. «La concejalía ahí no se mete, pero me consta que hay ideas novedosas y que la programación se hará contando con el claustro», asegura la concejala.