El Comercio

Imagen de archivo del colegio Marcelo Gago.
Imagen de archivo del colegio Marcelo Gago. / MARIETA

Los padres del colegio Marcelo Gago exigen a la consejería el profesor que les falta

  • Aseguran que la vacante sin cubrir está causando un «retraso importante» en el comienzo del nuevo curso escolar

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del colegio Marcelo Gago ha trasladado a la consejería de Educación su «malestar» y «descontento» por los problemas que la falta de un profesor en la plantilla del centro está causando en este inicio escolar. En una carta remitida a la jefa del servicio de plantilla, se alinean con las quejas que ya había manifestado el director del centro, David González, y reclaman el cumplimiento de unos plazos que, en cualquier caso, ya llegan tarde.

Según explican, desde la dirección del centro se informó a tiempo de las necesidades de profesorado para el curso escolar actualmente en marcha, sin embargo la previsión del colegio no ha servido para comenzar las clases con la plantilla al completo.

El 21 de julio, el Marcelo Gago recibe confirmación del desdoblamiento de los cursos de 1º y 2º de Primaria y el 18 de agosto se crea una plaza con doble perfil de inglés y Primaria. Aún así, el curso comenzó el lunes 12 sin tres docentes. El 13 de septiembre salió una nueva convocatoria, pero en vez de ofertar las tres plazas que necesitaba el colegio, solo se sacaron dos. El 19 de septiembre, según explica el AMPA, esa plaza que seguía pendiente cambia de características y pasa a ser una de Primaria con habilitación doble. Al día siguiente, es decir, antes de ayer, «debería haber salido convocada esa plaza, pero no ha sido así», critica el AMPA. Y ha sido este 'olvido' el que les ha movilizado ante el temor de que la situación se alargue en el tiempo y agrave el escenario en el colegio. Ya no se fían de que la plaza se oferte en la próxima convocatoria prevista, la del martes 27, que en el mejor de los casos permitirá contar con un profesor el 3 de octubre.

«Esta falta de personal, que no se debe a una situación imprevista, pues los hechos ya se remontan al 21 de julio, está causando un malestar general tanto en los alumnos del centro como en las familias integrantes», reportan.

Exigen explicaciones a esta demora, que la consejería atribuye a «problemas técnicos», e instan a que «se tomen las medidas necesarias para solventar esta situación cuanto antes y no se demore más un inicio de curso que ya tenía que haber sido desde el principio con toda normalidad».

González mantiene informadas a las familias de los acontecimientos y trata de garantizar el «menor trastorno posible» en el funcionamiento de las clases en la medida de lo posible.

El Marcelo Gago ha sido el centro más afectado por las bajas en Avilés, según la ronda que hizo este periódico días antes del comienzo del curso escolar. El resto hablaba de «normalidad» y, como mucho, de alguna ausencia contada y con profesor ya adjudicado, solo pendiente de incorporación.