El Comercio

Asociacionismo en femenino

Las trabajadoras fabrican desde bisutería hasta comida o muebles.
Las trabajadoras fabrican desde bisutería hasta comida o muebles. / JOSE PRIETO
  • La Asociación Cultural D'Aky presenta su grupo integrado por treinta mujeres artesanas en la Escuela de Emprendedoras

La treintena de artesanas que desde hace unos meses trabajan dentro de la Asociación Cultural D'Aky no le temen a nada. «Además de creativas son muy valientes», destacaba de ellas Asunción Luzán, coordinadora de la Escuela de Emprendedoras. Este lugar fue el escogido por Pilar 'Mapi' Sánchez, presidenta, para la presentación oficial de un grupo que, aunque no se pudo constituir como asociación hasta julio, lleva esforzándose desde febrero para sacar adelante el proyecto.

Los comienzos no fueron fáciles, pero la labor actual es aún más desafiante. Las artesanas deben luchar contra la brecha salarial presente en Asturias, que se sitúa en un 28%, pero sobre todo deben hacer frente a la desigualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y a la dificultad comercial intrínseca a su trabajo. De hecho, sólo una de las treinta trabajadoras es autónoma y puede vivir actualmente de su ocupación.

«Estamos muy concienciadas con todos estos problemas y por eso decidimos que sería mejor aunar esfuerzos para salir adelante», explicó 'Mapi', quien no reparó en halagos hacia su equipo directivo sin el que «no podría haber materializado mis ideas». La Escuela de Emprendedoras también colaboró en el proyecto, como hace cada año con más de un centenar de iniciativas de otras mujeres emprendedoras.

A partir de ahora, la Asociación Cultural D'Aky centrará sus esfuerzos en organizar mercadillos como el que se celebró en agosto en Camposagrado, pero también en otras actividades de sensibilización, talleres y charlas.