El Comercio

Otoño en verso con música de fado

El acto de ayer llenó la sala Allegro Ma Non Troppo del hotel 40 Nudos en la calle de La Fruta.
El acto de ayer llenó la sala Allegro Ma Non Troppo del hotel 40 Nudos en la calle de La Fruta. / JOSE PRIETO
  • El recital de bienvenida a la nueva estación llena el Allegro Ma Non Troppo

El otoño representa en el mundo de la poesía la melancolía, el pasado y los paisajes sombríos. «Es una época tristona a la que damos la bienvenida con un saluda escrito en verso y música de fado», dijo a modo de preámbulo Esther García antes de dar paso al avilesino Agustín Alonso, el primero de los doce poetas de la Asociación de Escritores Asturianos que ayer intervinieron en el recital de poesía y fado con el que el Aula de Cultura de LA VOZ DE AVILÉS que patrocina Cafés Toscaf celebró el equinoccio, el día en que la luz y la oscuridad alcanzan el equilibrio. Su título, 'Saluda al Otoño'.

Armando Arias, coordinador del Aula de Cultura, dio la bienvenida al público que se congregó en la sala Boite Allegro Ma Non Troppo del Hotel 40 Nudos. Se quedó pequeña, hasta el punto de que algunos espectadores tuvieron que disfrutar en pie del espectáculo.

«Qué sería del otoño sin la poesía y de la poesía del otoño», se preguntó Agustín Alonso antes de leer el poema, titulado 'Anticipo de Otoños'. Tomó el relevo Carmen Cabeza, premio de la Crítica Narrativa en castellano 2015 por su libro 'Raquel bajo la lluvia y otros relatos' con un poema del poeta, filólogo y nombrador ovetense Fernando Beltrán titulado con 'La gabardina de mi padre'. Le siguieron Rosa Cordero, con un poema sin título, David Fueyo, Lauren García, Ángel García, Virginia Gil, Mercedes García, Francisco Priegue, Esther Rubio, Imma Pertierra y la anteriormente referida María Esther García, presidenta de la Asociación de Escritores Asturianos. Cada uno de ellos leyó dos poemas al tiempo que se proyectaba en una pantalla imágenes de paisajes otoñales asturianos captados por los fotógrafos Miki López y Carlos Becerra .

Tras la poesía, el fado, música tradicional portuguesa con la voz de José Carvalho y la guitarra de Ramón García Ovide, miembros de la Asociación Amigos del Fado de Asturias. El repertorio intercalaba fados tradicionales, sencillas composiciones de tres acordes que según explicó Carvalho «están en las bocas del pueblo portugués» con fados profesionales, «más complejos y trabajados».