El Comercio

El valor del tipo del IBI volverá a centrar buena parte del debate sobre las ordenanzas fiscales de 2017.
El valor del tipo del IBI volverá a centrar buena parte del debate sobre las ordenanzas fiscales de 2017. / MARIETA

El PSOE propone rebajar el tipo del IBI y congelar tasas y precios públicos

  • La concejala de Hacienda asegura que con esta propuesta «se alcanza el objetivo de ingresos necesarios» para el próximo ejercicio

El equipo de gobierno dio ayer a conocer su propuesta de Ordenanzas Fiscales de cara al próximo ejercicio. En líneas generales, los socialistas plantean una nueva rebaja del tipo que se aplica al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para amortiguar la subida que tendría por la revalorización catastral y congelar las tasas y precios públicos. En su propuesta, el PSOE no incluye el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (viñeta) ni el de Actividades Económicas (IAE), «estamos abiertos a escuchar», afirmó Raquel Ruiz, la concejala de Hacienda.

Y es que ahora el equipo de gobierno abrirá la negociación con el resto de los grupos políticos que conforman la Corporación para tratar de alcanzar los votos necesarios para la aprobación de las Ordenanzas Fiscales en el Pleno de octubre. Ruiz defiende que con el planteamiento que han puesto sobre la mesa se «alcanza el objetivo de ingresos necesarios para 2017».

La concejala recordó sobre el IBI que «desde que se aprobó la nueva ponencia de valores llevamos cinco años revisando el tipo a la baja para compensar el efecto que produce en el recibo medio esa subida». De no rebajarse el tipo que se aplica a este impuesto, la subida media del recibo que tendrían que abonar los avilesinos por sus viviendas el próximo año sería de 6,8%.

Los socialistas también plantean en su propuesta de Ordenanzas Fiscales introducir bonificaciones en las plusvalías que tienen que pagarse al Ayuntamiento por la adquisición o la herencia de una propiedad. Concretamente esas bonificaciones afectarían a las viviendas situadas en los tramos más bajos de los valores catastrales.

El equipo de gobierno plantea un documento abierto para la negociación con la oposición, pero ya advierte que, aunque están abiertos a todas las propuestas, la premisa para aceptarlas es que «nos permitan mantener un nivel de ingresos que garantice la prestación de calidad de los servicios públicos y la inclusión de nuevos proyectos y programas en los presupuestos del año que viene», aclaró Raquel Ruiz.

También advierte de que «en el marco de la negociación, el gobierno no descarta incorporar a las Ordenanzas Fiscales del próximo ejercicio diferentes incentivos para facilitar y potenciar la actividad económica y la creación de empleo».

Segundo debate

Con la propuesta de los socialistas ya sobre la mesa, se afrontará el que será el segundo debate sobre impuestos en este mandato. En el primero, celebrado el año pasado en estas fechas, las posturas de los grupos políticos ya quedaron claras. El PP, después de dos semanas de negociación, respaldó la propuesta impositiva al aceptar el equipo de gobierno algunos de sus planteamientos en cuanto a bonificaciones y una rebaja en el tipo a aplicar al IBI. Somos, que votó en contra, había reclamado cambios en el Impuesto de Bienes Inmuebles con subidas para las grandes empresas y una mayor rebaja del tipo. En torno a este impuesto también giraron las propuestas que el año pasado presentaron al equipo de gobierno tanto Izquierda Unida como Ciudadanos.

Los planteamientos en el debate de este año serán similares, aunque parece que el PSOE se reserva su propuesta sobre la viñeta y el IAE para tener margen de negociación y garantizar los ingresos necesarios del Ayuntamiento.