El Comercio

El servicio de autobús urbano registra 1,6 millones de usuarios en ocho meses

La empresa realizó ayer una campaña para fomentar el uso de transporte público.
La empresa realizó ayer una campaña para fomentar el uso de transporte público. / JOSE PRIETO
  • Personal de la Compañía del Tranvía constata un descenso en los últimos años y reclama paradas adaptadas al tamaño de los autobuses

Las siete líneas de transporte urbano en autobús que gestiona la Compañía del Tranvía Eléctrico de Avilés registraron en los ocho primeros meses del año 1.682.171 usuarios, de los cuales cerca de la mitad utilizaron la 1, Avilés-Piedras Blancas, la más transitada. En el extremo opuesto se sitúan las líneas 17, San Juan-Coto Carcedo, y 18, Avilés-La Luz por el Alto del Vidriero, según manifestaron fuentes de la compañía durante una campaña de promoción del uso del transporte público llevada a cabo ayer en la plaza de España en el marco de la Semana Europea de la Movilidad, en la que Avilés participa por primera vez.

La flota está formada por diecinueve autobuses, de piso bajo y con rampa para facilitar el acceso con silla de ruedas, y una media de antigüedad de 9-10 años. Siete son articulados cuya longitud, dieciocho metros, es superior a la de la mayoría de las paradas, lo que les obliga a realizarla invadiendo la calzada. «Las únicas que están bien son las nuevas, como la de Jardines. Las demás o están en curva, lo que dificulta la maniobra, o son muy pequeñas o simplemente no hay parada, como en Sabugo, una de las más utilizadas. Tenemos que detenernos en medio de un carril y a veces formamos atasco, pero no hay alternativa», apuntaba uno de los 45 conductores en plantilla.

Adecuar las paradas a las dimensiones de los autobuses es una de las cuestiones a tratar en el plan de movilidad que prepara el Ayuntamiento. El fin es fomentar el uso del transporte público y de medios de transporte no contaminantes y reducir el del coche particular. «Esperamos sacar a licitación la redacción del proyecto en octubre», manifestó el concejal de Movilidad Urbana, Luis Ramón Fernández Huerga, durante la visita que junto a la alcaldesa, Mariví Monteserín, y otros concejales realizó al personal de la compañía que realizaba la campaña en la plaza de España, con un autobús a modo de reclamo. Fuentes de la empresa afirman que el número de usuarios ha descendido en los últimos años.

Otras dos compañías, Autos Villa (Podes, Luanco, Verdicio y Pillarno) y Casablanca Bus (Illas, Grado, Miranda, El Caliero y Candás), completan el transporte urbano básico en Avilés.