El Comercio

Los cuerpos de seguridad diseñan una estrategia común para atajar la delincuencia

Las policías Nacional y Local y la Guardia Civil diseñan una estrategia de operación conjunta para reforzar su cooperación, incrementar su eficiencia y ofrecer respuesta al aumento de la delincuencia que experimenta Avilés en los últimos meses. Es el resultado de la primera reunión del grupo de coordinación creado tras la última Junta de Seguridad Ciudadana celebrada en el Ayuntamiento.

La reunión se desarrolló ayer en la Comisaría de la Policía Nacional al mediodía y contó con la participación de los mandos de la Policía Nacional, Policía Local y Guardia Civil de Avilés.

Los robos con fuerza y los actos de vandalismo han aumentado en los últimos meses, especialmente en barrios como Versalles o La Luz. Las principales víctimas son los comerciantes, aunque también los vecinos y, en concreto, los propietarios de vehículos.

El jueves la alcaldesa, Mariví Monteserín, y el jefe de la Policía Local, Rafael Rodríguez, se comprometieron a aumentar de forma inmediata las patrullas en las calles de La Luz y a promover la coordinación con otros cuerpos. Según la alcaldesa, las investigaciones sobre los últimos actos delictivos registrados en el barrio «apuntan a que se trata de sucesos aislados y causados por diferentes personas, no a un culpable único».