El Comercio

La propuesta de ordenanzas fiscales del PSOE no convence a la oposición

  • PP, Somos e Izquierda Unida rechazan ya parte de su contenido, aunque esperan a que les presenten la documentación

La propuesta del equipo de gobierno de ordenanzas fiscales para el próximo año no ha entrado con buen pie. De momento los tres principales grupos de la oposición no comparten alguno de sus planteamientos, aunque esperarán a que los socialistas concreten más su contenido para fijar sus posiciones. Todos coinciden en criticar que no haya habido una reunión previa para presentarlas antes de dar a conocer el contenido a los medios de comunicación a través de una nota de prensa. Las palabras de Alejandro Cueli (IU) resumen un sentimiento generalizado: «Creo que estas prácticas no facilitan los acuerdos que necesita un gobierno en minoría que precisa sumar apoyos».

El portavoz del Partido Popular, Carlos Rodríguez de la Torre, lamentó también que la propuesta del gobierno local «sea muy parecida a la del pasado año, diciéndonos ya que si no se aprueba los avilesinos tendrán una importante subida en el recibo del IBI, tratando de cargar la presión sobre la oposición». Los votos del PP permitieron el año pasado aprobar prácticamente el total de las ordenanzas fiscales, sólo quedó fuera una subida de los precios en las escuelas de 0 a 3, no obstante, de cara a la negociación de este año, De la Torre ya advierte que «los socialistas tienen que definirse, es difícil contentar a todos y es evidente que nuestro planteamiento sobre los impuestos no tiene mucho que ver con el que hacen los partidos de izquierdas».

En las filas de Somos tampoco han gustado las formas, pero más allá de eso, el grupo municipal ya trabajaba en una propuesta para presentarle a los socialistas «como hicimos el año pasado». Somos insistirá en que se establezcan tipos diferenciados en el recibo del IBI porque «ahora que ya tenemos el padrón sabemos que la propuesta del PSOE ha beneficiado a las grandes empresas y un vecino de El Carbayedo paga más, pero los grandes inmuebles casi tienen el mismo recibo que en los años anteriores a la revalorización», aseguró el concejal Primitivo Abella. El Impuesto de Actividades Económicas también será objeto de debate, y además propondrán una tasa para cajeros y bonificaciones en precios públicos para completar su propuesta.

Presupuesto

El portavoz de Izquierda Unida, Alejandro Cueli, insistió en reclamar que el debate sobre los impuestos para el próximo año se haga en paralelo al del presupuesto. La coalición lleva tiempo pidiendo esto sin que haya tenido respuesta y es que, para IU, «los ingresos y los gastos son las dos partes claves del presupuesto y se deben abordar al mismo tiempo».

En todo caso reclamó al PSOE «honestidad con los vecinos y vecinas, y que diga claramente que si su plan A de aprobar el presupuesto en la Junta de Gobierno se la tiró el Tribunal Constitucional, ahora su plan B es aprobarlo en la Moción de Confianza».

Además, insistió en criticar las formas utilizadas para iniciar este debate y dijo que «estos métodos de negociación se alejan mucho de la hoja de ruta que al principio de la legislatura la alcaldesa decía que iba a marcar en torno a cafés».

El equipo de gobierno anunció el jueves su proyecto en torno a los impuestos, tasas y precios públicos que pagarán los avilesinos el próximo año. Plantea una reducción del tipo que se aplica al IBI para amortiguar las consecuencias de la revisión catastral y también bonificaciones en las plusvalías que abonan los valores catastrales más bajos. Además, proponen la congelación de los precios públicos y las tasas. En cuanto al IAE y la Viñeta, los socialistas, de momento, no han cerrado una propuesta concreta.