El Comercio

Los trabajadores de una subcontrata de Saint-Gobain reclaman mejoras laborales

Los representantes de los trabajadores en la empresa Limpiezas Plata, una de las subcontratas de Saint-Gobain, anunciaron ayer movilizaciones en caso de que no se den soluciones a los problemas que se vienen dando en cuanto a los despidos en esta empresa para contratar a los trabajadores en otra del mismo propietario con un salario inferior y en las condiciones en las que se desarrollan los trabajos dentro de la propia factoría de La Maruca.

Según mantiene Andrés Muñiz, de la CSI, «en su afán por ahorrar costes, la dirección de Saint-Gobain está subcontratando con nuevas empresas 'low cost' que imponen unas condiciones laborales totalmente precarias a sus trabajadores». Como ejemplo afirman que los sueldos son «cada vez más bajos, no llegan a 800 euros, condenando a muchas familias al empobrecimiento y a pasar por unas condiciones de vida mucho peor de las que tenían».

En la cita de las empresas que llevan a cabo estas prácticas citó a la propia Plata con Sergón y Bergé con respecto a Cimisa. Sobre la primera relación laboral de dos empresas que pertenecen al mismo dueño asegura que «se despide a trabajadores de Plata que vuelven a contratarse en Sergón con unas condiciones laborales y salariales inferiores, y todo ello con ello con el consentimiento de la dirección de Saint-Gobain».

En cuanto a las instalaciones en las que desarrollan sus trabajos en la fábrica, afirma que «se encuentran en unas condiciones que ponen en peligro las condiciones de seguridad de los trabajadores de las subcontratas». Es más, asegura que «en algunas de estas subcontratas, que ni siquiera cuentan con comité de empresa, carecen de ventilación y de los obligatorios estudios ergonómicos que garanticen la salud laboral de los trabajadores».

El representante de la CSI asegura que Plata está pendiente de la renovación de su contrato con la multinacional y «eso lo utiliza el empresario como una forma de presión hacia los trabajadores».