El Comercio

El Hospital San Agustín, Cáritas, Favila y la Escudería Avilesina, Premios LA VOZ 2016

Vista general del actual Hospital Universitario San Agustín, después de sus sucesivas ampliaciones, con el barrio de La Magdalena y San José Artesano en primer plano .
Vista general del actual Hospital Universitario San Agustín, después de sus sucesivas ampliaciones, con el barrio de La Magdalena y San José Artesano en primer plano . / MARIETA
  • Los galardones, que celebran este año su decimotercera edición, se entregarán el 5 de octubre en la Casa de Cultura

LA VOZ DE AVILÉS vuelve a distinguir a personas y entidades locales que con su trabajo y su iniciativa han colaborado al desarrollo de la ciudad. Este año, en el que los premios del periódico cumplen su decimotercera edición, se reconoce al Hospital San Agustín, hoy ya con el título de Universitario, Cáritas Arciprestal, el pintor Amado González Hevia 'Favila' y la Escudería Avilesina.

Los galardones se entregarán en una gala el miércoles 5 de octubre en la Casa de Cultura de Avilés al que seguirá el ya tradicional cóctel en los el hotel NH Collection Palacio de Avilés. Allí estará representada toda la sociedad avilesina, como viene siendo habitual, en una ceremonia en la que volverá a ponerse en valor la aportación a la comunidad tanto de nombres individuales como colectivos que constituyen un valioso ejemplo para todos los avilesinos.

Hospital Universitario San Agustín Iniciativa empresarial

Uno de los mayores empleadores de la comarca

Este año se cumplen exactamente cuatro décadas desde que el Hospital San Agustín se puso en marcha. Entonces se denominaba Residencia Sanitaria de la Seguridad Social, y supuso toda una revolución en la atención sanitaria en la comarca. Profesionales de primer nivel y una tecnología moderna componían un prometedor tándem que se complementaba con unas instalaciones nuevas y cómodas y servicios inexistentes en la zona hasta aquellos primeros meses de 1976.

La primera plantilla orgánica estaba formada por 492 personas, entre las que había 57 médicos, 150 enfermeras, seis matronas, 125 auxiliares de enfermería y otros 160 profesionales de servicios auxiliares. Hoy estas cifras se han multiplicado hasta llegar a los 1.351 profesionales directos, a los que hay que sumar muchos otros que prestan sus servicios a través de subcontratas, desde los vigilantes de seguridad a los conductores de ambulancias, el personal de limpieza, cocina o la cafetería.

El hoy Hospital Universitario San Agustín es uno de los principales empleadores de la comarca y un importante motor económico en constante transformación. En los últimos años se ha levantado el edificio de consultas externas y se ha construido el aparcamiento subterráneo de tres plantas, aunque uno de los pasos más importantes ha sido la digitalización de las historias clínicas, un importante paso para un hospital sin papeles. Al mismo tiempo, el complejo sanitario del camino de Heros se enfrenta a uno de sus grandes retos, que no es otro que el de lograr adaptarse a una nueva tipología de pacientes, que en sus cuarenta años de historia han pasado de ser principalmente agudos a mayoritariamente crónicos y de una edad cada vez más avanzada.

Cáritas Avilés Acción Social

300 voluntarios para atender a mil familias en la ciudad

La larga crisis económica que aún vivimos hubiera causado estragos aún mayores si los españoles no hubieran podido contar con organizaciones como Cáritas, que está constituyendo una ayuda fundamental para cada vez un número más elevado de familias. Esta entidad caritativa dependiente de la Iglesia católica, que se puso en marcha en España en el año 1947, cuenta en Avilés con tres centenares de voluntarios repartidos entre las Cáritas parroquiales y distintos proyectos individuales. Solo el año pasado fueron capaces de atender a 1.021 familias, lo que supuso llegar a algo más de 2.500 personas.

Sus ejes de actuación son múltiples y diversos, aunque el más importante son las ayudas a la alimentación, esenciales para muchos avilesinos en situación precaria. El año pasado se destinaron más de 320.000 euros a este fin, y con ese dinero se pudo echar una mano a 885 familias diferentes.

Las cifras son impresionantes, no solo por el elevado número de avilesinos que necesitan de la caridad de esta organización para salir adelante, sino también por lo creciente de la plantilla de voluntarios que, día tras día, se entregan desinteresadamente a los demás a través de un sinfín de proyectos que no pasan solo por echar una mano a la hora de cubrir necesidades básicas, sino también por la inserción sociolaboral, la formación en habilidades como el cuidado de personas mayores, la hostelería o la agricultura ecológica.

De Cáritas dependen también el albergue municipal de transeúntes, en la calle de la Estación, los roperos, el mueblero de La Magdalena y, además, tres centros de día infantiles situados en Versalles, La Magdalena y Versalles. La organización llega a todos los barrios de Avilés a través de las parroquias, buscando que nadie que lo necesite quede sin atender, y todo gracias al trabajo de sus miembros y al dinero procedente de las colectas en las iglesias, las cuotas de los socios y donaciones de particulares y empresas, además de colaboraciones de profesionales del sistema sanitario, arquitectos, abogados, sociólogos o psicólogos.

Amado González Hevia 'Favila' Acción Cultural

El artista que deja su huella cada día en Avilés

Sus obras salpican las calles de Avilés, que es sin duda el lugar en el que se sienten más a gusto. En el parque de El Carbayedo el paseante puede encontrarse con 'El tratante', en la calle del Prado con 'Marta y María', y en la calle Carreño Miranda descansa desde hace tiempo, por ejemplo, la escultura de doña Eugenia Martínez Vallejo, más conocida como 'La Monstrua', inmortalizada en su época por Carreño Miranda y más tarde por Amado González Hevia, 'Favila', quizás el artista avilesino más importante de los últimos tiempos, no solo por la calidad de sus obras, sino por la impronta que deja cada día en multitud de pintores y escultores noveles.

Llegó a Avilés desde Grado con tan solo doce años, y se inscribió en la Escuela de Artes y Oficios, una institución a la que sigue vinculado como docente y jefe de estudios. Pasó por la academia de Vicente Santarúa y por la Facultad de Bellas Artes de San Carlos de Valencia antes de comenzar a desarrollar sus trabajos más importantes: los murales de la plaza de toros de Oviedo, la cúpula del altar mayor de la capilla de Cristo de las Cadenas, la imagen de Santa Eulalia de Mérida, la escultura de las vendedoras de El Fontán o la del Conde de Campomanes ambas en Oviedo.

En el año 2002 recibió la Medalla de Oro de la Escuela de Artes y Oficios y desde 2009 hay una calle con su nombre en su localidad natal.

Escudería Avilesina Deportes

Una prueba deportiva que cumple 40 años de vida

El Rallye de Avilés nació el mismo año que la Residencia Sanitaria San Agustín, en 1976. Desde entonces no ha fallado a ni una sola de sus citas, aunque este año haya tenido que cambiar su calendario al mes de noviembre. En estas cuatro décadas se ha convertido en uno de los clásicos por excelencia del motor asturiano, y en una prueba que ha brillado con luz propia, y llegó incluso a ser prueba oficial del Campeonato de España durante 17 años, todo un hito para la ciudad.

En sus mejores tiempos fue disputada por pilotos de la talla de Carlos Sainz o Jesús Puras. También Genito Ortiz o Alberto Hevia lo han disputado, aunque quien puede presumir de haber subido en más ocasiones a lo más alto del podio lleva también sangre avilesina: Daniel Alonso. En su haber cuenta ya con cinco títulos, el último el de la pasada edición.

Al frente de la Escudería Avilesina sigue estando José Ignacio López, creador de la prueba junto a Joaquín González y Ramón Luis Vega, en una época en la que el automovilismo no gozaba de tantos adeptos como ahora ni se trataba de un deporte tan seguido. Ellos supieron afrontar el reto y no desfallecer en el intento, y convirtieron esta carrera en un éxito sin paliativos. A su sombra surgieron además otras como la Subida a La Plata o el autocross de Las Arobias.

Los próximos 4 y 5 de noviembre los motores volverán a rugir en Avilés. Su rallye local será la última prueba del Campeonato de España de vehículos históricos. Aquí se decidirán los campeones.