El Comercio

Los turistas le ponen un 8,9 de nota a la ciudad

  • El casco histórico sigue siendo el principal atractivo para los visitantes, seguido del Centro Niemeyer

Avilés deja un buena sabor de boca entre quienes la visitan. Cuando se les pregunta por la valoración de la ciudad y de su estancia, la nota media roza el sobresaliente, un 8,9, dos décimas más que en 2015, según los datos del estudio que expuso ayer el concejal de Promoción de Ciudad.

El casco histórico continúa siendo el principal atractivo que, a juicio de los turistas, ofrece la ciudad seguido del Centro Niemeyer, posiblemente como conjunto arquitectónico y no tanto por su oferta lúdico-cultural. El estudio no entra a discernir en este terreno, pero la realidad es que la programación del pasado verano fue, cuando menos, más bien escasa. Los eventos, término que engloba acontecimientos deportivos, culturales, festivos y ferias, ocupan el tercer puesto en el ranking de motivaciones para visitar Avilés, seguido de la gastronomía, su entorno natural y el camino de Santiago.

Otro de los indicadores que puso de relieve el concejal de Promoción de Ciudad, Manuel Campa, es el aumento de turistas que a lo largo del pasado verano llegaron a Avilés en autobús, dato que, a su juicio, «pone de manifiesto que la ciudad se encuentra en los circuitos de viajes turísticos organizados por agencias y touroperadores».

El estudio no recoge estadísticas sobre aquellos que llegaron en avión o en tren. Y es que las limitadas conexiones que ofrece el Aeropuerto de Asturias y el hecho de que la ciudad continúe al margen de la alta velocidad ferroviaria continúan siendo un lastre.

Resto del año

El principal reto continúa siendo aumentar el número de turistas que visitan la ciudad durante el resto del año. En este sentido, Campa anunció ayer que la concejalía que dirige continuará reforzando la promoción de la ciudad en ferias especializadas, como la que se celebrará el noviembre en Valladolid, y en comunidades como Castilla y León, «una de las principales fuentes del turismo que recibe la ciudad».

También abogó por potenciar la oferta lúdica y cultural, especialmente la deportiva, para lo apeló a la colaboración de los clubes. «Es necesario que se involucren», dijo al respecto. En cuanto al verano, «también hay margen. Hay que intentar aumentar el número de turistas que nos visitan en junio y en septiembre».