El Comercio

El Ayuntamiento apura los plazos para ejecutar 3,6 millones en obras antes de final de año

Los trabajos de renovación del pavimento de la calle Luis Bayón dieron comienzo esta semana.
Los trabajos de renovación del pavimento de la calle Luis Bayón dieron comienzo esta semana. / JOSÉ PRIETO
  • Los últimos trabajos adjudicados son la mejora de la pista polideportiva de Llaranes y el asfaltado de varias calles

Desde que el pasado mes de mayo el Pleno dio el visto bueno al plan de inversiones sostenibles a cargo de los 3,6 millones de euros del remanente del ejercicio anterior, la maquinaria interna del Ayuntamiento ha estado trabajando a marchas forzadas. La mayor parte de las obras previstas están adjudicadas o a punto de serlo. Al tratarse de proyectos financiados con el remanente de 2015, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas obliga a que estén concluidos antes de que finalice el año, de no ser así, las cantidades previstas para las obras irían destinadas obligatoriamente a reducir deuda municipal en lugar de a cubrir el coste de los proyectos.

De ahí que en estos tres meses los Servicios Técnicos Municipales hayan cumplido con un estricto plan de trabajo para redactar proyectos, bases de contratación y tramitar las adjudicaciones de obra en tiempos récord con el objetivo de llegar al 31 de diciembre con el plan cumplido.

Del conjunto de proyectos incluidos en esta financiación, restan por adjudicar la sustitución de luminarias en varias calles por tecnología led (73.000 euros), los trabajos de acondicionamiento en algunos caminos como Llanaces o La Folleca, obras en el edificio municipal de asociaciones en Bustiello (40.000 euros) o la acometida eléctrica en el Muro de Zaro o un nuevo generador complementario para el polideportivo de La Magdalena. En todo caso, la tramitación para la adjudicación de estas obras está muy avanzada y en las próximas semanas se irán adjudicando todas con plazos de ejecución no superiores a dos meses y así cumplir con el objetivo marcado.

Las últimas obras que han sido contratadas por el Ayuntamiento a cargo de este plan de inversiones sostenibles han sido las renovación de la capa de rodadura en la avenida de Cervantes, la Travesía de la Vidriera y la calle Perfil, y la renovación de pavimentos y el cierre de la pista polideportiva exterior de Llaranes (las canchas rojas).

Técnicamente, se justifica el primero de los proyectos por la importancia de la avenida de Cervantes como eje fundamental de entrada y salida de tráfico del núcleo urbano. Precisamente esa intensidad de tráfico es lo que aconseja su refuerzo para asegurar una mayor durabilidad. En cuanto a la Travesía de la Vidriera y la calle El Perfil, los trabajos consistirán básicamente en una rehabilitación superficial con la extensión de una capa de rodadura.

Por lo que se refiere a la intervención en las canchas de Llaranes, uno de los proyectos más demandados por los usuarios de las instalaciones deportivas de la zona, consistirá en sustituir la deteriorada moqueta elástica existente en la actualidad por mortero con resinas y pinturas acrílicas aplicados en sucesivas capas. El proyecto se completa con la colocación de un nuevo cierre perimetral de cuatro metros de altura sobre la rasante de la pista deportiva.

Entre las obras que se financian a cargo de los 3,6 millones de euros aprobados algunas ya están concluidas y otras en su recta final. Entre las primeras se encuentran la sustitución de la cubierta transitable del Pabellón de Exposiciones de La Magdalena o la reforma de los baños del albergue de transeúntes. Entre las segundas, la nueva cubierta de la nave de Festejos (antiguo matadero) o la de las oficinas centrales de Servicios Sociales en Galiana o las mejoras en instalaciones deportivas como el lucernario del polideportivo de Jardín de Cantos, la cubierta del vestuario y otros espacios de Los Canapés o la cubierta del polideportivo de La Magdalena.

En las últimas semanas también han dado comienzo algunas obras ya adjudicadas como la renovación de las aceras en las calles Luis Bayón. En este contrato se encuentran también otras vías de la ciudad como la Travesía de la Vidriera, Ramón Granda y Juan Uría Ríu. La empresa adjudicataria irá interviniendo en cada una de ellas a medida que vaya finalizando las anteriores.

Para poder acometer todas las obras previstas en el tiempo tan limitado que restaba desde finales de mayo, cuando se aprobó definitivamente las inversiones, el Ayuntamiento ha optado por la adjudicación de las obras mediante un proceso negociado en la mayor parte de los casos, aunque también se incluían obras menores que no necesitan de ese procedimiento.

5,3 millones más

La inversión aprobada en el Pleno de marzo para este ejercicio sumaba 5,3 millones más. El mayor presupuesto con carácter plurianual serían los 2,8 millones para la reurbanización de la calle Santa Apolonia, un proyecto ya licitado y que se podría adjudicar antes de que finalice este año. El millón de euros que aporta el Ayuntamiento para la construcción de la nueva sede de la Escuela Superior de Arte es la segunda inversión en importancia este año. Y los 1,5 millones restantes irán a proyectos como mejoras en las calles interiores de Versalles, un nuevo aparcamiento en La Luz o mejoras en zonas verdes y equipamientos deportivos como el velódromo de San Cristóbal.