El Comercio

fotogalería

Malena Cuartas posa en Avilés con le banda que la acredita como 'Dama de Asturias 2016'. / R. SORIANO

La avilesina Malena Cuartas, a por el título de Miss Cosmos España

  • Participa el fin de semana en la final de Sevilla, donde deberá superar a veintitrés rivales para llevarse la corona

«No vale sólo una cara bonita», dice de manera contundente la avilesina Malena Cuartas, Dama de Asturias y representante de la región en el certamen nacional de Miss Cosmos España 2016, en referencia a su participación en este concurso, donde se valoran tanto las aptitudes físicas como las personales. La joven de veinte años viajará este viernes a Sevilla para participar durante todo el fin de semana en las actividades de la competición. «Además de la gala final nos han dicho que participaremos en charlas y sesiones fotográficas», explica.

Malena conocerá la decisión del jurado el sábado 1 de octubre por la noche, pero pese a la cercanía del evento, admite no sentirse demasiado agitada. «La verdad es que aún no he tenido demasiado tiempo para pensar en ello y asimilarlo, los estudios me mantienen bastante ocupada», comenta. La modelo se toma muy en serio su declaración inicial de que el físico no es lo más importante y por eso prioriza sus estudios a su incipiente carrera como maniquí.

Ahora cursa tercero de Ingeniería Mecánica en la EPI de Gijón, donde pasa la mayor parte de su tiempo. «Ya me pasó algo similar en mayo, cuando los exámenes de final de curso también coincidieron antes de la semifinal», apunta a la vez que reconoce estar «bastante mentalizada de que mi futuro depende de mis estudios, terminaré la carrera como sea». La perseverante joven se muestra muy agradecida por todo el apoyo recibido, sobre todo por parte de sus padres.

«Siempre me han respaldado en todo lo que he hecho y en este caso no ha sido una excepción, mientras no descuide los estudios no pondrán pegas», aclara Malena, quien pese a la «sorpresa» que supuso coronarse como 'Dama de Asturias', admite no haber recibido ninguna oferta de trabajo «destacable» desde entonces. «Mi actitud no ha cambiado por haber ganado en Asturias ni cambiará pase lo que pase en Sevilla, sigo tomándome esto como un 'hobby', aunque sin cerrarme puertas», recalca la joven.

Cuando se le pregunta por sus opciones de cara al fin de semana, Malena no abusa de falsa modestia y admite verse «con posibilidades, por lo menos de quedar entre las cinco primeras». La modelo ya conoce bien a sus rivales tras participar en la semifinal de Madrid y subraya el alto nivel de la competición, que redujo el número de aspirantes de 52 a 24. El formato de la última gala será similar; las aspirantes a miss deberán desfilar en ropa de sport, bikini y traje de ceremonia, además de tener que enfrentarse de nuevo al cuestionario del jurado y demostrar sus dotes comunicativas.

La representante asturiana, fan declarada de las conocidísimas y exuberantes modelos de 'Victoria's Secret', sólo deberá probar una vez más su valía y madurez para intentar superar a las otras veintitrés damas provinciales y hacerse con la corona.