El Comercio

El PP ve «posible y cercano» un acuerdo sobre ordenanzas

  • Asegura que la propuesta del PSOE, que apuesta por congelar los impuestos, tasas y precios públicos, «parece del Partido Popular»

El Partido Popular vislumbra «muchas posibilidades» de alcanzar un acuerdo con el PSOE en materia de ordenanzas fiscales, las disposiciones dictadas por las administraciones locales que regulan los tributos municipales. El borrador que ha puesto sobre la mesa el gobierno municipal «parece del PP», aseguró ayer el concejal Alfonso Araujo, si bien matiza que «de momento solo conocemos la letra. Si los números concuerdan con lo que nos han dicho en la primera reunión el acuerdo podría resolverse rápidamente».

El gobierno local también se ha reunido para abordar el asunto con el resto de grupos municipales a excepción de Somos, con quien tiene previsto hacerlo hoy. En este sentido, la concejala del Hacienda, Raquel Ruiz, subrayó ayer su disposición de «analizar las propuestas que nos hagan llegar siempre y cuando permitan mantener un nivel de ingresos que garantice la prestación de servicios públicos de calidad y la inclusión de nuevos proyectos y programas en el presupuesto de 2017».

Tipo al 0,72

La propuesta del PSOE contempla congelar todos los tributos, tasas y precios públicos municipales. También el Impuesto de Bienes Urbanos, el IBI, la contribución, que grava la propiedad de bienes inmuebles. Ruiz, anuncia que para contrarrestar el efecto derivado de la revisión al alza del valor catastral medio el tipo se reducirá del actual 0,725 al 0,715, evitando así la subida del 6,8% que supondría en el caso de mantenerlo, y que se bonificará la plusvalía en los tramos más bajos. En este aspecto, alcanzaría el 60% de la cuota del impuesto cuando el valor catastral del suelo no supere los 40.000 euros y del 40% para la que se sitúe entre dicha cantidad y 60.000 euros.

Según la concejala de Hacienda esta fórmula permitiría alcanzar los ingresos previstos por IBI, diecisiete millones de euros, y evitar la referida subida. «A nosotros nos dijo que el recibo sería el mismo que el del año pasado», puntualiza Araujo, «sorprendido» por la propuesta del PSOE. «Parece que se han dado cuenta de que el dinero está mejor en el bolsillo de los ciudadanos que en el Ayuntamiento». El PSOE necesita encontrar apoyos en la oposición para sacar adelante su propuesta, y el del PP sería suficiente. «Para nosotros sería muy fácil bloquear las ordenanzas. Podríamos ser como Pedro Sánchez, agarrarnos al no por el no, pero a diferencia de él nosotros anteponemos los intereses generales a los partidistas y a los personales», manifestó el concejal popular.

Las ordenanzas son el paso previo a la redacción del presupuesto municipal de 2017. Araujo recordó que «nosotros ya dijimos en agosto que estamos dispuestos a alcanzar acuerdos y que corresponde al gobierno elegir si quiere negociar con nuestro partido, que representa la moderación, o con los grupos de la izquierda, que son los más radicales y los que se tiran al monte».