El Comercio

Una delegación de Glencore visita la factoría de Asturiana de Zinc

Una delegación de alto nivel de Glencore visitó ayer la factoría de Asturiana de Zinc, empresa que se integra en el conglomerado de la multinacional suiza. Su recorrido incluyó la parcela portuaria que le ha sido concedida por un período de cuatro años con el fin de utilizarla como terminal logística de importación y exportación. Los planes de la empresa prevén construir en ella una segunda nave de acopio de blenda, lo que requería modificar la concesión. Sería similar a la que se levanta en San Juan, operativa desde hace dos años, que requirió una inversión superior a once millones de euros.

La blenda es la materia prima que alimenta la factoría. La reciba de forma regular durante todo el año vía marítima, y las mayores partidas arriban durante estas fechas procedentes de Alaksa. La última, 59.874 toneladas, llegó el pasado día 14 en las bodegas del 'Talimen', y su descarga continúa. La causa de la demora es una avería en la cinta que realiza la maniobra y la conduce a la nave, minimizando así el impacto ambiental. La empresa declinó la posibilidad de acopiarla en tierra. En cuanto a la visita de ayer, Asturiana de Zinc, fiel a su política de opacidad, no ofreció ningún tipo de información.