El Comercio

Los grupos presentarán sus propuestas de ordenanzas a finales de esta semana

  • El gobierno local concluyó ayer la primera ronda de contactos tras una breve reunión con Somos, que les acusa de ocultar una subida del IBI del 5%

Los grupos de la oposición prevén presentar sus contrapropuestas para las ordenanzas fiscales del próximo ejercicio a finales de esta semana. El gobierno cerró ayer la primera ronda de contactos tras reunirse con Somos, en un breve encuentro que apenas duró un cuarto de hora. «No nos dieron ningún documento por escrito y lo que nos proponen está poco fundamentado», lamentó la edil Yolanda Suárez. Su compañero, Primitivo Abella, acusó al gobierno además de intentar tergiversar la información sobre el IBI. «Parece que quieren dar a entender que el recibo no va a subir, cuando lo cierto es que cada contribuyente pagará de media un 5% más que el año pasado», denuncia.

La intención de Somos es presentar sus propias propuestas este mismo viernes, en un nuevo encuentro ya fijado con la concejala de Hacienda, Raquel Ruiz. Aseguran que harán un planteamiento «de fondo», al mismo tiempo que otros grupos también esperarán a esos días para presentar al gobierno los cambios que les gustaría hacer a esta propuesta inicial.

Ruiz ya se ha reunido también con el PP, Ganemos, Ciudadanos, y con Izquierda Unida, que en estos momentos está analizando los planteamientos del gobierno y estudiando los suyos propios. «Nos reuniremos está semana para hacer nuestras aportaciones y modificaciones, pero no hay que engañar a la gente: el recibo de la contribución va a subir», añadió.

La revisión catastral de 2013 impone un incremento del valor de las viviendas de un 7,3% y de un 5,7% para los inmuebles no residenciales, una subida que el gobierno pretende compensar parcialmente con una reducción de una centésima en el tipo impositivo. «Nosotros nos estamos centrando en el IBI, que es el impuesto recaudador por excelencia de los ayuntamientos, y vemos adecuado aplicar esa reducción, pero queremos bajar ese coeficiente aún más», indicó la concejala de Ciudadanos Carmen Pérez Soberón. Su grupo también prevé pedir bonificaciones en el Impuesto de Actividades Económicas que puedan ayudar a impulsar la recuperación.

La formación naranja ve posible llegar a un entendimiento, lo mismo que el Partido Popular y también Ganemos. El texto definitivo de las ordenanzas debería cerrarse en las próximas semanas, toda vez que la intención del gobierno es llevarlas al próximo pleno ordinario de octubre, que se celebrará el día 20, para su aprobación. Esto permitirá que, transcurridos los plazos legales, pudiesen entrar en vigor el 1 de enero de 2017. En estos días la oposición hará sus apreciaciones, y habrá que estudiar el impacto económico de las mismas para las arcas municipales antes de poder darles luz verde.