El Comercio

El informe sobre los pagos anómalos de Festejos acumula dos meses de retraso

El informe del servicio de Intervención acerca de los pagos irregulares en el departamento de Festejos debería haberse presentado hace dos meses. Cuando se hizo público que en algunos expedientes municipales figuraban firmas falsificadas y se atribuían pagos en concepto de premios a la participación en el Antroxu a miembros de charangas que ya no existían y cuyos miembros no habían recibido dinero alguno, la concejala Ana Hevia explicó que el proceso de análisis duraría «hasta finales de julio». Sin embargo, con septiembre a punto de finalizar, aún no se ha hecho público el resultado ni tampoco los grupos de la oposición han podido tener acceso al expediente.

El objetivo era seguir el rastro del dinero y averiguar a quién había ido a parar realmente, mientras Hevia aseguraba que se había utilizado «para pagar otros servicios dentro del área de Festejos». Intervención solicitó a Liberbank que enviase los cheques para comprobar de quién eran las firmas que deberían haber figurado en el reverso y, según ha podido saber este diario, el banco fue capaz de localizar la mayoría de ellos y los remitió al Ayuntamiento.

Seguidamente, la interventora dio audiencia tanto a la concejala Ana Hevia, como al gerente del departamento, pero nada se sabe de cuándo se presentarán las conclusiones finales y se conocerá si, como aseguraba el gobierno, las irregularidades se limitan a los 6.138 euros que se reconocieron, o si estos pagos anómalos afectan a una mayor cantidad de dinero. Inicialmente se están investigando los «pagos a justificar» del los Carnavales de 2013 a 2016, a pesar de que la oposición pidió retrotraerse más en el tiempo y no solo al Antroxu. En el pleno de agosto la alcaldesa no puso fecha a la entrega del informe, mientras que en el de septiembre ni siquiera se permitió una pregunta sobre el asunto.