El Comercio

José Ramón Núñez.
José Ramón Núñez. / LVA

José Ramón Núñez dimite como jefe del servicio municipal de Educación

  • La concejala Yolanda Alonso resta importancia a la decisión, que considera «normal», mientras que Somos critica su nombramiento «a dedo»

El Jefe de Sección de Educación en el Ayuntamiento de Avilés, José Ramón Núñez, ha renunciado a su cargo, un puesto que ocupaba desde hace algo más de un año, desde que se formase el nuevo gobierno municipal. El hasta ahora máximo responsable municipal de la sección, dependiente de la concejala Yolanda Alonso, dirigió anteayer un escrito a las asociaciones de madres y padres de los diferentes centros escolares comunicándoles una situación que se produce «por decisión propia».

«Durante el año que he estado en este puesto he comprobado que son muchas las personas que trabajáis y ponéis todo vuestro tesón e ilusión en hacer de Avilés una ciudad mejor para todos, por lo que desde aquí quisiera animaros a seguir construyendo la ciudad que todos queremos», señalaba en el texto dirigido a los representantes de las familias. El docente ahora regresará a su puesto de maestro de Pedagogía Terapéutica en el colegio Poeta Juan Ochoa de La Luz, donde desempeñaba sus labores antes de ser nombrado Jefe de Sección en comisión de servicios.

La concejala Alonso resta importancia a esta dimisión, que considera normal dentro de los habituales movimientos del personal municipal, sobre todo del que se encuentra en comisión de servicios. «Ahora tenemos que buscar a otra persona porque no podemos estar sin nadie en este puesto», señaló, al tiempo que valoró el trabajo de Núñez, de quien aseguró que es «muy buen profesional».

Desde el grupo municipal de Somos, el edil Primitivo Abella aprovechó la circunstancia para criticar las circunstancias en las que se produjo el nombramiento de Núñez como Jefe de Sección, un puesto que creó el nuevo gobierno municipal cuando asumió el mando, ya que hasta entonces había un Jefe de Servicio de Educación y Empleo, puesto que se desgajó en dos.

«El puesto se configuró como de concurso, pero fue cubierto en comisión de servicios alegando una urgencia artificial que solo se producía por el hecho de que el gobierno no había hecho nada antes para cubrirlo», lamentó denunciando además que la persona elegida es miembro de la ejecutiva de la Agrupación Socialista de Avilés. «No nos gusta esta política de meter a gente de confianza en puestos técnicos», comenta, y cree que ahora deberá contratarse a otra persona también en comisión de servicios, una práctica que cuestiona.