El Comercio

Las obras del centro de carbón de García Munté Energía avanzan con retraso

Las obras de acondicionamiento de la parcela portuaria cedida la empresa García Munté Energía avanzan con retraso. Consisten en construir un centro de recepción, criba y distribución de carbón, antracita, hulla y coque de petróleo y estaba previsto que concluyesen hoy, diez meses después de su inicio. Dada la situación, la Autoridad Portuaria ha prorrogado en trece meses el plazo concedido para su ejecución.

Dedicada a la distribución de combustibles sólidos y con sede en Barcelona, la empresa esgrime diversos motivos, como la tramitación de las autorizaciones necesarias para realizar actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera -como es el caso- y de las licencias de obra. También «complicaciones» en el diseño del muro perimetral, uno de los elementos clave para contener la emisión de partículas a la atmósfera, fundamentalmente de polvo de carbón. García Munté asegura que cerca del 40% de los cinco millones de euros a los que en una primera fase asciende su inversión en Avilés se destina a este fin.

Además del muro, de dos metros de altura y rematado por una pantalla cortavientos de otros dos, el proyecto también dibuja una red de recogida de pluviales, balsas de decantación, cintas capotadas, tolvas ecológicas, cañones nebulizadores y lava-ruedas, entre otras medidas.

El de Avilés es, junto los de Tarragona y Huelva, uno de tres centros de distribución de la empresa en España, y su repercusión en los tráficos portuarios ya es notable. El pasado mes de julio recibió la segunda mayor partida de carbón en la historia del puerto, 61.512 toneladas procedentes de Estados Unidos que arribaron en el 'Ultra Cougar'. Días después trabajadores de la Compañía Minera Astur Leonesa se concentraron en los accesos al puerto en protesta por la importación de carbón extranjero.

Una vez alcance su plena actividad, García Munté Energía estima que moverá en Avilés del orden del millón de toneladas anuales de carbón al año, volumen que ratifica a este mineral en el segundo puesto del ranking portuario de mercancías por detrás de la blenda.