El Comercio

Nick Waterhouse.
Nick Waterhouse. / LVA

Somos denuncia la contratación irregular del concierto de San Agustín

  • En el expediente del Electric Ladyland Festival, con Nick Waterhouse, no figuran ofertas de otras empresas, pese a ser un contrato negociado, ni consta ningún informe técnico que lo avale

El grupo municipal de Somos ha denunciado esta mañana la contratación irregular por parte del área de Turismo del concierto del día de San Agustín. La noche del 28 de agosto tuvo lugar en el Niemeyer el Electric Ladyland Festival, que contó con las actuaciones del califormiano Nick Waterhouse y los madrileños Aurora and The Betrayers, y por ellas se abonó la cantidad de 33.275 euros con el IVA incluido.

Por la cuantía del contrato, firmado por la propia alcaldesa con la la sociedad Lovejoyclub Gijón, debería haberse realizado por un procedimiento negociado sin publicidad, invitando al menos a tres empresas, pero en el expediente municipal no figura ninguna otra oferta, en lo que parece «una contratación a dedo», según los ediles de Somos.

De hecho hay dos expedientes. En el primero, denominado como contrato menor, aparece el contrato y una factura de la empresa, pero ese expediente se anuló el día 23 de agosto para abrir otro al día siguiente, ya como contrato negociado. «Parece que alguien se dio cuenta de que los contratos menores solo pueden ser inferiores a 18.000 euros y quiso corregirlo, pero sigue sin haber ofertas de otras empresas», explica la concejala Yolanda Suárez.

Somos considera el Ayuntamiento de Avilés ha vuelto a incumplir la ley de contratos. «Parecía que las irregularidades se producían en el área de Festejos, pero vemos que también pasa en otras áreas, como la de Turismo y Comercio», señala el portavoz, David Salcines.

Sin aval de funcionarios

El grupo llama la atención además sobre el hecho de que en el expediente no haya informes de Intervención ni de ningún técnico que avale el contrato, y sin que se especifique con cargo a qué partida presupuestaria se va a abonar. «Esto es carne de cañón para otro reconocimiento extrajudicial de créditos, pero el expediente no tiene soporte por ningún lado», indican.

Temas