El Comercio

Somos irá a los Juzgados para detener los reconocimientos de crédito

David Salcines, Yolanda Suárez y Eva Fernández ayer, en el despacho de la formación.
David Salcines, Yolanda Suárez y Eva Fernández ayer, en el despacho de la formación. / JOSÉ PRIETO
  • La formación presenta un recurso de reposición contra la última decisión plenaria de abonar facturas sin consignación

Somos Avilés acudirá a los tribunales para frenar la práctica de los reconocimientos extrajudiciales de crédito en el Ayuntamiento de Avilés. La última aprobación plenaria de uno de estos paquetes de facturas sin consignación presupuestaria data del pasado 15 de septiembre, y ya entonces contó con la negativa del grupo, que defiende que estas facturas deben someterse a una revisión de oficio por el Consejo Consultivo. Entonces los pagos salieron adelante gracias a la abstención del PP, que solo se produjo tras retirar el gobierno las correspondientes a Festejos.

Ahora irá un paso más allá, y ha presentado un recurso de reposición para tratar de revertir la decisión plenaria y forzar la revisión de oficio. Si no sale adelante, Somos presentará una demanda ante los juzgados de lo Contencioso-administrativo, para que «si el Ayuntamiento no pone freno a esto, que lo haga un juez», dice la concejala Yolanda Suárez.

El grupo considera que el gobierno municipal está vulnerando «el principio de jerarquía normativa», además de la propia Ley de contratos del sector público al insistir en estas prácticas que llevan cuestionándose desde el pasado mes de agosto. «No es una cuestión meramente formal, sino que está en juego eliminar estas prácticas arbitrarias y poner un filtro a estos elementos que pueden desencadenar en corrupción», señala el portavoz municipal de la formación morada, David Salcines.

«Un vicio»

Somos defiende que una práctica irregular y que debería ser excepcional, como es esta de los reconocimientos extrajudiciales de crédito, «no puede ser corregida por el mismo organismo que ha incurrido en ese vicio», y recuerdan que la normativa prevé para estos casos esa revisión por órganos como el Consejo Consultivo que ellos llevan meses reclamando que comience a hacerse. «Suelen acusarnos de ser radicales y antisistema, pero quién está fuera del marco de la ley en este caso es el gobierno», incide Salcines.

El recurso de reposición deberá ser avalado por el Pleno, lo que conllevaría la anulación de la aprobación de los pagos llevada a cabo en la última sesión, y que supuso dar luz verde a facturas por valor de 180.000 euros de diferentes departamentos. Si Somos no logra este propósito, que agotaría la vía administrativa, lo siguiente será acudir a la judicial, tal y como anunciaron ayer sus ediles en una rueda de prensa.

Los reconocimientos extrajudiciales de crédito están siendo el auténtico caballo de batalla durante esta legislatura. A principios de año hubo que celebrar hasta tres plenos antes de que se pudiera aprobar un paquete, y las últimas facturas de Festejos también presentaron muchas complicaciones.