El Comercio

Enfermería derriba las barreras

Asistentes a la sesión celebrada ayer en el salón de actos del Hospital Universitario San Agustín.
Asistentes a la sesión celebrada ayer en el salón de actos del Hospital Universitario San Agustín. / JOSÉ PRIETO
  • El servicio de Radiología abre un ciclo de charlas para compartir el trabajo sanitario

Alcanzar una visión global de una realidad tan compleja como es un hospital no es una tarea sencilla, especialmente para las personas que, dentro de la organización sanitaria, bastante tienen con atender los cometidos del día a día. Frente a esta realidad, el personal de Enfermería del Área Sanitaria III se ha propuesto derribar los muros existentes y reforzar el sentimiento de equipo en la sanidad pública de la comarca.

Es el objetivo del ciclo 'Turismo sanitario', que ayer comenzó en el salón de actos del Hospital Universitario San Agustín. Con una periodicidad de quince días, salvo paradas por épocas vacacionales u otros actos científicos, las diferentes unidades, servicios y centros de Atención Primaria subirán al estrado para explicar su día a día.

«En mi trabajo diario, he visto como conocemos poco del servicio de al lado. No sabemos sus mecanismos internos ni su realidad. Eso puede generar errores. Todos somos eslabones en esa gran cadena que es el hospital y la idea es que todos nos podamos conocer», explica Araceli Carreira Coria, coordinadora de Enfermería en el Hospital Universitario San Agustín y que ayer presentaba la iniciativa sin ocultar su ilusión por el proyecto.

Para facilitar ese objetivo, cada sesión contará con una parte explicativa del servicio invitado. Posteriormente, se abrirá un coloquio para tratar de resolver dudas y buscar soluciones a los problemas que se hayan expuesto. La intención de Araceli Carreira es realizar una evaluación final para comprobar los resultados alcanzados.

El servicio de Radiología abrió ayer las sesiones con la participación de cinco de sus componentes: Cruz Prada, enfermera y, actualmente, supervisora de enfermería en el servicio, y cuatro técnicos de Rayos. Santiago Rodríguez, Celestino Bueno, María José Blanco Pérez y Susana García Cueva.

Radiología es uno de los grandes servicios centrales del Área Sanitaria por atender las necesidades de todas las demás unidades. La fusión de Atención Primaria y especializada ha reforzado esa posición al centralizar todas las pruebas. Radiología general, escáner y resonancia son las pruebas diagnósticas que abordan.

La necesidad de dar servicio 24 horas al día durante todo el año provoca que trabajen en el servicio doce radiólogos, 22 técnicos, 4 enfermeras y dos auxiliares según comentaban ayer. «Por seguridad, estamos confinados en una zona específica y eso puedo provocar que aspectos concretos de nuestro trabajo sean desconocidos», apunta ayer Santiago Rodríguez.

Cruz Prada, supervisora de Enfermería, destacaba como los principales retos del departamento era «la sobrecarga y la presión asistencial». Como sucede con los servicios centrales, año tras año aumenta el número de exploraciones que se solicitan. Para hacerse una idea, tan sólo desde Urgencias el pasado año se solicitaron 60.000 pruebas de radiología.

«En ocasiones tenemos mucha presión para conocer los resultados. Y también dependemos mucho del personal subalterno. Ellos se encargan del traslado de pacientes y un problema por la falta de celadores o que tengan mucho trabajo repercute directamente en nosotros», comenta Prada.

Al igual que sucede con todas las especialidades médicas, la digitalización ha incidido directamente en Radiología con nuevas técnicas. «El cambio principal ha sido la forma de obtener la imagen. Se han eliminado pasos intermedios y ha mejorado la calidad. El escáner es la que genera un mayor estrés, tanto por la preparación del paciente como los conocimientos del personal», comenta Santiago Rodríguez que destaca alguno de los rasgos más atractivos de la Radiología como es «el trato directo con los pacientes».