El Comercio

Las piscinas municipales de Las Vegas.
Las piscinas municipales de Las Vegas. / MARIETA

La jueza del caso Aquagest da diez días a la Fiscalía para que formule su acusación

  • El Ayuntamiento de Corvera ha sido admitido como interesado y perjudicado, por lo que también tendrá que concretar su reclamación

La jueza del caso Aquagest en la comarca de Avilés ha emplazado a la Fiscalía para que en el plazo de diez días formule los cargos de los que se acusará a los doce investigados en esta causa, que se circunscribe finalmente a la contratación de la gestión de las piscinas de Corvera a Aquagest y las obras realizadas en su cafetería, además de a otras obras realizadas para el Ayuntamiento de Gozón. El Ayuntamiento de Corvera también dispone del mismo plazo para presentar sus acusaciones como perjudicado por los supuestos delitos cometidos.

De esta forma, después de más de tres años y medio de instrucción, parece que finalmente en 2017 tendrá lugar la vista oral de un caso en el que en el auto de la jueza instructora dictado en junio del año pasado se les atribuían distintos delitos al que fuera presidente y concejal de la Agrupación Social Independiente de Avilés (ASIA), Miguel Ángel Villalba; a su hermana y también exedil de esta formación, Elena Villalba; a la madre de ambos y al exnovio de Elena; al exalcalde de Corvera de la USPC, Luis Belarmino Moro; a la exconcejala de este partido, Ana Belén Toro; al exconcejal del PP en Corvera, Luis Solares; y a cuatro exempleados de Aquagest, entre los que se encuentran el exsecretario de comunicación del PP de Asturias Joaquín Fernández, y el exdirector para la zona norte Henry Laiño. La jueza también imputó en su auto provisional a la propia empresa, que es la gestora del complejo deportivo de las piscinas de Las Vegas y del agua en Gozón.

Entre los delitos que la jueza cree que podrían haberse cometido a tenor de los resultados de la investigación se encuentran los de cohecho, tráfico de influencias, falsedad en documento privado y estafa agravada. En la instrucción de esta causa la magistrada ha visto indicios de que han podido cometer algunos de esos delitos los doce investigados.

La Audiencia ya había rechazado el pasado mes de abril los recursos presentados por los acusados contra la decisión de apertura de juicio oral adoptada en junio de 2015. Sólo habría quedado pendiente de resolver la petición formulada ese mismo mes por el Ayuntamiento de Corvera para personarse en la causa en calidad de parte interesada y/o perjudicada, algo que inicialmente rechazó la jueza instructora en Avilés, pero que finalmente ha sido estimado por la Audiencia.

Desde febrero de 2013

La jueza recuerda en el auto que la investigación se inició cuando se recibe en su Juzgado una denuncia formulada por la Fiscalía tras un informe remitido por la Agencia Tributaria, y casi paralelamente la denuncia de un particular, hijo de la persona a nombre de quien presuntamente Miguel Ángel Villalba emitía las facturas de las obras que supuestamente se habían realizado en las piscinas de Las Vegas por valor de 125.430 euros. También se constata la existencia de una empresa tapadera en la que participarían los hermanos Villalba y el exnovio de ella denominada Ariel y a ella se le facturarían obras en Maqua y en la sala de conferencias del Ayuntamiento de Gozón, entre otras, por las que ingresó más de 340.000 euros procedentes de Aquagest.