El Comercio

Laboratorio del Hospital San Agustín.
Laboratorio del Hospital San Agustín. / SERGIO LÓPEZ

Sanidad amplía el cribado de cáncer de colon a toda la comarca de Avilés

  • En los dos próximos años, el Principado invitará a participar en el programa a 43.578 vecinos de la zona con edades comprendidas entre los 50 y los 69 años

La Consejería de Sanidad del Principado extenderá a partir del próximo lunes el plan piloto de cribado poblacional de cáncer de colon al Área III, que corresponde a la comarca de Avilés, y paulatinamente llegará a toda la población asturiana con edades comprendidas entre los 50 y los 69 años.

En principio, en los dos próximos años, el Principado invitará a participar en el programa a 43.578 vecinos de la zona con edades comprendidas en esa franja.

Las personas del área III incluidas en esta cohorte de edad, que suponen un 15 por ciento de la población a la que irá dirigido el programa en Asturias, recibirán en su domicilio una carta personalizada en la que se les insta a acudir a su centro de salud, donde se les informará de esta iniciativa y se les ofrecerá la posibilidad de realizar una prueba de detección de sangre oculta en heces.

En el centro de salud se les facilitará el kit para tomar la muestra y se les indicará el modo correcto de hacerlo y una vez recogida, la muestra se envía al laboratorio.

Sólo si resulta positiva, el médico de familia invitará al paciente a realizar una colonoscopia y en caso de que no haya evidencia de sangre en las heces, volverá a ser convocado para repetir el test al cabo de dos años.

Los resultados del pilotaje, realizado ya en cuatro zonas básicas (Llanera, Candás, Cudillero y Castrillón), han confirmado que el test de sangre oculta en heces tiene una alta efectividad.

De hecho, aproximadamente el 60 por ciento de las colonoscopias que se realizaron como consecuencia del positivo en la prueba de sangre oculta en heces detectaron lesiones precancerosas que fueron tratadas.

De las 2.200 pruebas efectuadas, el 7,5 por ciento dio positivo y las colonoscopias realizadas posteriormente confirmaron que en un 58 por ciento de casos había lesiones precancerosas y en cinco supuestos el diagnóstico fue de neoplasia colorrectal.

Los que precisaron cirugía fueron intervenidos de forma preferente.

A la luz de estos datos, Sanidad considera que el programa de cribado es eficaz, permite detectar lesiones de forma temprana y puede reducir el número de colonoscopias innecesarias.

Además, pone de manifiesto que las que se realizan dentro del programa permiten eliminar lesiones y aportan valor diagnóstico y terapéutico.

El cáncer de colon y recto es el segundo tumor más frecuente en varones y el tercero entre las mujeres, y cree cada año un 0,5 por ciento.

Se estima que una de cada veinte personas desarrollará este tipo de enfermedad en algún momento de su vida, la gran mayoría en edades avanzadas.

No se conoce la forma de evitarlo, pero hay recomendaciones para reducir su incidencia, como mantener una alimentación equilibrada, aumentando el consumo de frutas y verduras y limitar el consumo de carnes procesadas y grasas de origen animal, realizar de forma regular ejercicio físico, evitar la obesidad y el consumo de tabaco y moderar el consumo de bebidas alcohólicas. EFE

1010066