El Comercio

Los sindicalistas se reunieron con los representantes del grupo empresarial esta semana.
Los sindicalistas se reunieron con los representantes del grupo empresarial esta semana. / M. R.

Los actuales gestores de Melca niegan su responsabilidad en el preconcurso de acreedores de Construcciones Avilés

  • Se recuerda que su administrador, José Luis García Arias, inició ese proceso en una sociedad con sólo dos trabajadores «y sin actividad»

Los actuales gestores del grupo Melca negaron ayer cualquier tipo de vinculación con el proceso de disolución en el que se encuentra Construcciones Avilés (Coavisa), una de las sociedades participadas por Cartera de Inversiones Melca. Es más, desde el actual equipo gestor se indica que fue su administrador, José Luis García Arias, el que inicio el preconcurso de acreedores, además de convocar una junta de accionistas para el próximo mes de noviembre.

En 2015, Construcciones Avilés sólo contaba con dos trabajadores y presentó unas pérdidas de 326.229 euros. Construcciones Avilés (Coavisa) se fundó en 1987, según informaciones facilitadas por el actual equipo gestor del Grupo Melca, que no entró en su accionariado hasta 1992, al comprar el 30% de su capital social.

En mayo de 2006, eleva su participación hasta el 52,5% al suscribir una ampliación de capital que permite compensar unas pérdidas de 362.372 euros en el ejercicio anterior, cuando había tenido una cifra de negocio de 4,7 millones de euros y 34 empleados.

Reducir la actividad

En los últimos años, la actividad de la empresa se ha ido reduciendo. En el ejercicio de 2015, tan sólo contaba con dos personas en plantilla, un volumen de negocio de 4.389 euros y unas pérdidas de 326.229 euros. El año 2014 también había sido negativo, con casi el mismo personal (2,7, es decir que hubo un trabajador temporal) su negocio alcanzó los 75.675 euros y ofrecía un balance negativo de 309.573 euros.

Desde 2005, cerró en números rojos siete años, acumulando unas pérdidas por valor de 1.111.738 euros. Para el actual equipo gestor del grupo empresarial se trata de una situación «difícilmente comprensible» y que atribuyen a la decisión personal de José Luis García Arias de mantener con fondos de Melca una sociedad de la que no son los únicos accionistas, aunque mantengan el capital mayoritario.

Como se ve, unos datos de gestión que vaticinan otro duro encuentro en noviembre entre los representantes del capital social del Grupo Melca.