El Comercio

La Cofradía demanda a 13 consejeros de Nueva Rula por «mala gestión»

  • La entidad gremial les reclama 1.100.000 euros por no defender los intereses de la sociedad y permitir la defraudación fiscal

La Cofradía de Pescadores Virgen de las Mareas de Avilés confirmó ayer la presentación de una demanda de acción social de responsabilidad contra, al menos, trece integrantes del consejo de administración de Nueva Rula de Avilés a lo largo de diferentes años. Entre los afectados se encuentran también los anteriores representantes de Virgen de las Mareas, el Principado de Asturias y la Autoridad Portuaria.

El fin último del proceso judicial iniciado ayer en el Juzgado Mercantil no es otro que los demandados respondan con sus bienes personales de lo que la Cofradía de Pescadores considera «una gestión negligente» y contraria «a los intereses de Nueva Rula de Avilés».

De esta manera se inicia un proceso judicial que, como mínimo, se alargará durante un año. El siguiente paso será la admisión o no a trámite de la demanda, comunicación a los afectados e inicio de las diferentes diligencias.

El proceso comienza después de que los representantes de la Cofradía de Pescadores Virgen de las Mareas hubiesen propuesto en el consejo de administración de Nueva Rula que se depurasen responsabilidades por la gestión de la lonja que derivó en una sanción de la Agencia Estatal de Administración Tributaria tras una inspección. La negativa de la mayoría del consejo lleva a la entidad a acudir a los tribunales de justicia al considerar que los integrantes del consejo deberían «haber velado por los intereses de la sociedad».

En su demanda, la Cofradía se basa, principalmente, en dos puntos. Por una parte, se desconoce el destino de los ingresos ocultos a Hacienda y que se rondan los 600.000 euros. También se solicita que los consejeros que aprobaron el pago de la sanción tributaria sean responsables de ella, argumentando que ante el consejo consideraban que la sanción era «injusta», por lo que la Cofradía entiende que deberían «haber rechazado la propuesta de Hacienda». En total, vienen a reclamar 1.100.000 euros que deberían aportar los consejeros demandados.

Dos demandas más

Además, la Cofradía de Pescadores Virgen de las Mareas confirmó ayer la presentación de otras dos demandas, en ambos casos por una presunta intromisión ilegítima en el derecho al honor.

El primero de los procesos es iniciado por la propia Cofradía contra el presidente de la Autoridad Portuaria, Santiago Rodríguez Vega, y el director general de Pesca, Alberto Vizcaíno por una serie de declaraciones sobre la entidad gremial.

En la segunda, su vicepresidente, Ignacio Santiago, demanda a Santiago Rodríguez Vega por una serie de declaraciones en las que le acusa de «secuestrar a la Cofradía» y tratar de aprovecharse de fondos públicos.

En ambos casos, se reclama a los demandados, a quienes ya se les ha notificado la existencia del proceso judicial, que se retracten de la misma forma a la que hicieron las declaraciones, además de sendas indemnizaciones por importe de 6.000 euros.