El Comercio

Limpiezas Plata niega la peligrosidad en sus instalaciones denunciada por CSI

  • La Inspección de Trabajo no encontró ninguna irregularidad en la subcontrata de Saint-Gobain en su examen de la compañía

La empresa Limpiezas Plata, subcontrata de la planta de Avilés de Saint-Gobain, ha negado la existencia de irregularidades en las instalaciones donde realiza su actividad en la multinacional y que el pasado viernes fueron denunciadas por los representantes de CSI en su comité de empresa.

Nada más publicarse la denuncia sindical, desde la dirección de la compañía se solicitó al sindicato la rectificación, habida cuenta que «se basa en hechos falsos y que perjudican a la empresa» que, en la actualidad, cuenta con dos tajos en Saint-Gobain, asumidos por Inversiones Sergón y Limpiezas Plata. En uno de ellos se dedica al premontaje de parabrisas y en otro se realiza inspección de calidad. Limpiezas Plata cuenta con medio centenar de trabajadores y Sergón con 81.

Fuentes de la empresa no entraron a valorar las denuncias de CSI sobre los costes laborales, recordando que cumplían lo recogido por los convenios colectivos de ambas actividades.

El mayor malestar se produce por la serie de declaraciones del sindicato sobre la seguridad en la actividad laboral y que, según la empresa, se basa «en hechos falsos».

Por ejemplo, la Corriente Sindical de Izquierdas alude a la falta de estudios ergonómicos de la actividad, cuando, según mantiene la empresa, estos existen y han sido realizados por servicios de prevención de riesgos laborales.

La propia Inspección de Trabajo no encontró ninguna irregularidad en la actividad de la empresa durante la última visita realizada hace cuatro meses. Tan sólo se modificó un concepto de los estudios ergonómicos.

Desde Limpiezas Plata se recuerda que la propia vinculación laboral con Saint-Gobain obliga a la máxima exigencia en salud laboral, ya que es una norma habitual de todas las multinacionales hacia sus subcontratas.

La empresa avilesina también negó presiones hacia sus trabajadores aludiendo al vencimiento de su contrato con la multinacional, calificando como «inciertas» las fechas manejadas por CSI.