El Comercio

Somos propone un IBI progresivo e IU recargos a viviendas vacías de bancos

  • Ambas formaciones piden crear en las Ordenanzas Fiscales de 2017 una tasa a los cajeros automáticos que podría llegar hasta los 300 euros anuales

Somos e Izquierda Unida presentaron ayer sus propuestas de cara a la negociación de las Ordenanzas Fiscales que regirán el próximo año. Buena parte de sus planteamientos se concentran el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), la mayor fuente de ingresos del Ayuntamiento. La formación morada ha puesto sobre la mesa un cambio sustancial en la aplicación de este impuesto, que supone una mayor progresividad del mismo.

Su oferta supone bajar el tipo actual del 0,725 al 0,676 para los inmuebles residenciales de naturaleza urbana, mientras que defienden mantener el tipo para los de uso no residencial cuyo valor catastral sea superior al millón de euros. Con esta y otras medidas, como un tipo de gravamen incrementado en el 1,3% a los inmuebles urbanos de uso solar con valor superior a los 135.800 euros, «además de redistribuir de forma más progresiva la carga fiscal, se obtendría una recaudación adicional de unos 50.000 euros», sostienen.

Somos plantea además bonificaciones del 50% en la cuota del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para nuevas actividades empresariales que generen al menos cinco puestos de trabajo, de los que al menos un 40% sean mujeres, y otra por creación de empleo indefinido, modificaciones en las bonificaciones a la tasa del servicio de comedor en los colegios públicos. De acuerdo a su planteamiento se eliminaría el «salto» que supone que pasar de un intervalo de ingresos a otro supone un cambio sustancial aunque tan solo haya unos céntimos de diferencia.

Tasa a los cajeros

Entre sus propuestas figura también una nueva tasa a los cajeros automáticos instalados en fachadas y manipulables desde la vía pública, que no existe actualmente en Avilés. Dependiendo de la calle en la que estuvieran tributarían entre 60 y 300 euros al mes. Ahora mismo, la única tasa que abonan los bancos por los cajeros es por «utilización privativa o aprovechamiento especial del suelo, subsuelo y vuelo de la vía pública», que consiste en la cantidad de 58,36 euros al año, algo que Somos considera «ridículo». Ponen como ejemplos la ciudad de Barcelona, donde se llegan a abonar 900 euros en las calles más céntricas, o Castrillón, donde se gravan con 135,75 euros.

Una tasa a los cajeros también figura entre las propuestas de Izquierda Unida, que considera que generan gastos derivados de la limpieza y de la seguridad ciudadana, y por ello debería aumentarse la cantidad que pagan hasta los 300 euros al año por cada dispositivo.

La coalición también plantea la aplicación de bonificaciones en el IAE para aquellas empresas que establezcan un plan de transporte para sus empleados y otras en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, conocido como la viñeta, para aquellos de bajas emisiones, que se aplicaría de forma progresiva según su eficiencia energética y que variaría entre un 25% y un 75% de la cuantía total del impuesto. «Permite mecanismos para avanzar en la llamada fiscalidad verde», señala Izquierda Unida.

En cuanto al IBI, la formación incluye varias propuestas. Una de ellas es la de incrementar las bonificaciones a las viviendas que hagan aprovechamiento de la energía solar, pasando del 20% al 50% pero, sobre todo, lo que pretenden es establecer un recargo a los inmuebles deshabitados propiedad de entidades financieras, que llegarían al 50%. «En los últimos años los bancos han obtenido importantes inyecciones de dinero público», recuerda IU, un argumento similar al que utiliza Somos para justificar la tasa a los cajeros con la que también pretende exigir un mayor esfuerzo a entidades a las que responsabiliza de la crisis.