El Comercio

La feria de saldos arranca con fuerza

Se podía encontrar una amplia variedad de calzado en el recinto ferial.
Se podía encontrar una amplia variedad de calzado en el recinto ferial. / MARIETA
  • Unas 8.000 personas visitan la nueva edición del certamen que hoy se clausura en el Pabellón de La Magdalena

La nueva edición de la Feria de Saldos de Avilés arrancó ayer con fuerza centrada en la campaña de primavera-verano. Las estimaciones de la Cámara de Comercio, organizadora de la cita, es que, a lo largo del día, habían pasado por las instalaciones del Pabellón de Exposiciones de La Magdalena unas 8.000 personas.

Una cifra en la media de esta feria que, por sus características, se encuentra entre las más populares del calendario ferial avilesino.

La jornada inaugural contó con la presencia de la concejala de Hacienda, Raquel Ruiz, que, desde las 12 de la mañana, visitó el recinto acompañado por el presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Menéndez.

La actividad regresará hoy domingo al Pabellón de Exposiciones de La Magdalena a partir de las once de la mañana. Sus puertas abrirán de manera ininterrumpida hasta las nueve de la noche. La entrada cuesta 1,5 euros y el acceso es gratuito para los menores de doce años.

La organización espera que hoy domingo acuda un número similar de compradores a La Magdalena, incluso se podría superar un poco la cifra. Las ediciones con más afluencia de la Feria de Saldos se han situado entre los 20.000 y 21.000 participantes, mientras que la cifra más baja suele estar entre los 16.000 consumidores.

Feria atractiva

De esta manera, los datos mantienen la cita avilesina como una de las convocatorias de este tipo con más afluencia de público y, por lo tanto, interesantes para el comercio como lo demuestra que, esta edición, cuenta con unos 60 participantes.

Además de Avilés, cada vez es más frecuente la presencia de comercios de otras localidades, reforzando su importancia en un calendario donde la venta de saldos y stock es habitual en diferentes puntos de Asturias.

Las ferias de saldos es una posibilidad que permite la Ley del Comercio para que el sector de salidas a los excedentes de la temporada. Los importantes descuentos que hacen siempre son un atractivo para el consumidor que, además, compra con idénticas garantías a las del comercio. La única diferencia es que la oferta de tallas y modelos puede ser menor a la existente durante la temporada en cada tienda.

Además, el comercio encuentra una vía rápida para dar salida al material que no ha vendido. Sin la feria, debería mantenerlo almacenado hasta la siguiente campaña o venderlo para su comercialización en otros canales como rastros o mercadillos. Esta opción siempre implica unos menores ingresos, por lo que la Feria de Saldos se presenta como una buena oportunidad para recuperar la inversión de la campaña y preparar una nueva temporada.

Lógicamente, la moda es la gran protagonista de estos salones, tanto infantil, juvenil, mujer y caballero, tanto en el textil como en el calzado. Pero, cada año, aparecen más sectores que buscan dar salida a los productos de temporada.

Así nadie se extraña de ver ofertas de lencería, complementos, joyería, bisutería, deportes, decoración. Incluso sectores como mueblerías, informática, iluminación, led o librerías acuden a este salón ante la posibilidad de realizar un gran número de operaciones en sólo dos días.