El Comercio

El comisario Agapito Pérez, en el acto de esta mañana.
El comisario Agapito Pérez, en el acto de esta mañana. / MARIETA

Avilés registra un repunte del 2,9% en el número de infracciones penales

  • Han descendido los robos con fuerza, en concreto en establecimientos, hasta en un 40 por ciento, aunque ha aumentado en viviendas

Avilés ha registrado un repunte de un 2,9 por ciento del número de infracciones penales hasta el 30 de septiembre, con respecto al mismo periodo del pasado año, lo que, según ha recalado el comisario de la Policía Nacional, Agapito Pérez, está «lejos del 16,9 por ciento del primer semestre». Es uno de los datos facilitados hoy por Agapito Pérez en su intervención en el acto institucional de celebración del día de la Policía Nacional.

Por tipo de infracciones, la ejercida contra personas aumentó en 24 denuncias más por malos tratos. En robos con violencia o intimidación, hubo 11 denuncias más y más casos esclarecidos, con un mayor número de detenidos.

En cambio, han descendido los robos con fuerza, en concreto en establecimientos, hasta en un 40 por ciento, aunque ha aumentado en viviendas, a manos en bastantes casos de grupos itinerantes de extranjeros que actuaron en toda la región, y algunos de los cuales fueron detenidos en Avilés.

Agapito Pérez ha recalcado que se repiten los casos de robo de móviles al descuido en las terrazas o en las habitaciones de los hospitales. El comisario ha comentado que se aprecia un aumento en el número de sustracciones en el interior de vehículos, aunque ha descendido el robo de coches, al contrario que en 2015.

Además, se ha registrado un repunte en estafas por Internet mediante clonado de tarjetas en compras en el extranjero También sigue habiendo algún timo tradicional, como el de la estampita o el tocomocho, aunque es más repetitivo el llamado 'hurto cariñoso', que se produce durante un abrazo a la víctima con cualquier disculpa.

Se estima que el año acabará con una tasa de criminalidad de 25 puntos, muy similar al de 2015, que cerró con 25,1. Ha sido el último discurso del comisario como tal, porque su jubilación está prevista para el próximo mes de enero después de casi siete años en ese puesto.

Se ha referido a los índices delincuenciales y ha reconocido «pequeños repuntes en un barrio que algunos medios magnifican y llegan a crear un clima de inseguridad que asusta».

«Es imprescindible la información pero choca a veces que algunos hechos que se repiten de robos en bares o de vehículos, habituales en muchas ciudades, ocupan portada y primera página completas y no deberían de salir de la página de sucesos», ha declarado el comisario.

Pérez ha añadido que «todos deseamos una buena información pero sin crear alarma o miedo en la población». Durante el acto institucional, el Cuerpo Nacional de la Policía ha distinguido con una metopa y un diploma a la Asociación de Profesionales de la Comunicación de Avilés, al Aula de Cultura de La Voz de Avilés, al Club de Prensa de La Nueva España, y a la cronista oficial de la Villa, María Josefa Sanz.