El Comercio

Arifi trae al Niemeyer la fusión de los sonidos gallegos y árabes

El quinteto Arifi.
El quinteto Arifi. / LVA
  • El quinteto actúa este viernes en la sala club del centro cultural y el sábado tomarán el relevó los estadounidentes The Roomsounds

La sala club del Centro Niemeyer acogerá este viernes, a las ocho de la tarde, el primero de los conciertos de la programación del último trimestre del año. Los protagonistas serán los miembros del quinteto gallego Arifi, cuyas composiciones fusionan la música tradicional árabe-andalusí y la de la Península Ibérica, prestando mayor atención a la música tradicional de Galicia. Arifi es la palabra que en Marruecos se utiliza para designar el viento caliente y seco del sur del Mediterráneo que viaja desde África hasta Europa.

Iria Estévez, cantante de Arifi, cuenta con una amplia formación autodidacta y también ha recibido clases de reconocidos cantantes de Galicia, como Mónica de Nut o Chisco. Además, cuenta con formación y experiencia en danzas del mundo desde las danzas orientales, a los ritmos latinos o la danza tradicional gallega.

Vadzim es acordeonista y vocalista. Es de origen bielorruso y también tienen una amplia formación y experiencia profesional. Ha participado en numerosos proyectos musicales, teatrales y cinematográficos. Fue uno de los músicos de la banda sonora del filme 'Crebinsky' en 2009 y en 2015 participó como músico-actor del montaje de la Compañía Nacional de Teatro Clásico 'Donde hay agravios no hay celos', de Francisco de Rojas Zorrilla, dirigido por Helena Pimenta. También ha recibido varios premios de reconocimiento tanto en España como en Rusia y en 2013 ganó, junto a los demás componentes de la banda Crebinski el primer premio de los Premios Galegos da Música Martín Codax, en la categoría de Músicas del Mundo. Recientemente ha recibido el Premio María Casares 2016 (premios del teatro en Galicia) por la composición de los temas musicales del espectáculo 'Manawee'.

El quinteto lo completan Toni, percusionista autodidacta; el multi-instrumentista también de formación autodidacta Gonzo; y el batería y percusionista Marco Mendoza, miembro de una familia venezolana de músicos.

Las entradas para este concierto ya están a la venta con un precio de 10 euros y se pueden adquirir en las recepciones del Niemeyer y de Laboral, así como los métodos telemáticos habituales.

Esta no será la única actuación prevista esta semana en el Centro Niemeyer. El sábado la sala club acogerá otro concierto, en este caso del grupo estadounidense The Room-sounds, inmersos en la que es su primera gira europea. Este cuarteto de Dallas está considerado una de las grandes sorpresas de la música de Estados Unidos por sus sonidos que recuerdan a los Beatles, los Rolling Stones o Tom Petty.

También el sábado, en este caso en el auditorio y para un público totalmente distinto, se podrá ver el festival infantil Clan ¡Vena a mi cumple!. Con dos pases, uno a las cuatro y media de la tarde y otro a las siete.-