El Comercio

El Puerto intenta reactivar la conexión ferroviaria de la margen derecha

Las obras de la conexión ferroviaria de la margen derecha se encuentran paralizadas.
Las obras de la conexión ferroviaria de la margen derecha se encuentran paralizadas. / MARIETA
  • Las obras se paralizaron en abril ante la complejidad para integrarse con la red de ferrocarril de ArcelorMittal

La Autoridad Portuaria de Avilés intentará reactivar este mes de octubre las obras de la conexión ferroviaria de la margen derecha del puerto de Avilés y que, formalmente, se suspendieron el pasado mes de julio ante la imposibilidad de encontrar una solución a los problemas detectados por la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Dragados y Tecsa. En junio de 2015, la UTE se adjudicaba las obras por 3.199.300 euros.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Santiago Rodríguez Vega, confirmó ayer que a lo largo de este mes se podría definir la forma de reactivar los trabajos que completarán la obra civil derivada de la ampliación portuaria en la margen derecha de la ría.

Dificultades imprevistas

Las obras se paralizaron el pasado abril cuando los trabajos se encontraban en su recta final. Aunque el proyecto había previsto la integración de la red ferroviaria de ArcelorMittal con la general, en ese momento la empresa adjudicataria encontró dificultades inesperadas en el acoplamiento de ambos sistemas.

La respuesta a la salida llegará de los informes técnicos que se han elaborado para solventar esos problemas y las posibilidades económicas y legales para resolverlos.

La vía más lógica es un modificado del contrato, pero la ley los limita a un 10% del presupuesto. Aunque se recoge la posibilidad de excepciones, éstas deberían justificarse debidamente. No se puede olvidar que las inversiones de la Autoridad Portuaria, al ser de interés general, siempre son fiscalizadas por el Ente Público Puertos del Estado por lo que la documentación debe ser muy exhaustiva y precisa.

La segunda vía sería ir a una nueva adjudicación. Esta es la opción que menos gusta en la Autoridad Portuaria por razones fáciles de entender. Y es que retrasaría la culminación de la obra al menos un año. Sería necesario elaborar un proyecto, tramitarlo, sacarlo a concurso y licitarlo.

Una demora muy importante para unas obras que, de no haber surgido ese problema, habrían concluido entre marzo y abril de este año. Sea cual sea la decisión que se adopte, la respuesta deberá ser ratificada por el consejo de administración del puerto de Avilés del presente mes.

Además de ser una obligación legal por ser un puerto de interés general, la conexión ferroviaria representa una gran ventaja logística para los muelles de la margen derecha. Facilitará el traslado de grandes piezas desde todas las empresas de la margen derecha hacia los muelles de San Agustín.

El trazado tan sólo recoge un kilómetro de vías. Eso es posible gracias al acuerdo con ArcelorMittal para aprovechar su propia red ferroviaria desde la margen derecha, por eso es tan importante lograr una conexión con la máxima seguridad entre ambos sistemas.

La conexión de la red de ArcelorMittal con Renfe en Nubledo permitirá que cualquier empresa utilice los muelles de Valliniello, incrementado su capacidad para captar nuevos tráficos de mercancías y mejorar su actividad.