El Comercio

Los discursos llamaron a la entrega y el esfuerzo

Jesús Sanz Montes, en su intervención ante la mirada de la presentadora Mónica Yugueros.
Jesús Sanz Montes, en su intervención ante la mirada de la presentadora Mónica Yugueros. / JOSÉ PRIETO

Una de las novedades de la gala, aunque ya apuntada el año pasado, fue el hecho de que destacadas personalidades, muy vinculadas a los premiados, fueran las encargadas de entregar las figuras diseñadas en su día por Ramón Rodríguez para estos galardones. Entre ellos destacó el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, máxima autoridad en Cáritas de Asturias, que dio el premio a la Acción Social y conmovió al público con un discurso breve pero intenso en el que destacó que la organización «devuelve derechos y dignidad a las personas», y que «abre la puerta para arrancar las pesadillas».

Junto a él destacó Hugo Fontela, sin duda el pintor asturiano más destacado en la actualidad. Establecido en Nueva York desde hace una década, el miércoles llegó a Avilés directamente desde México para contribuir en el homenaje a su primer maestro, Favila, «el profesor que nos ha hecho emocionarnos con la pintura y ser responsables del talento». Ellos protagonizaron uno de los momentos más emotivos de la ceremonia, al fundirse en un sincero abrazo tras la entrega del trofeo. Manuel Ponga, el alcalde que sostuvo al Rallye de Avilés cuando perdió su condición de prueba del Campeonato de España, se encargó de otorgar el reconocimiento a la Escudería Avilesina, mientras que el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, hizo lo propio con el Hospital San Agustín, recordando el comienzo de su carrera en Avilés, concretamente en el ambulatorio de Llano Ponte, en el mismo año en el que se abría el San Agustín.