El Comercio

El Gobierno central quiere acercar el patrimonio español a toda la sociedad

Miguel Ángel Recio, en el Niemeyer, junto a Vicente Domínguez, Mariví Monteserín y la directora general de Patrimonio Cultural, Otilia Requejo.
Miguel Ángel Recio, en el Niemeyer, junto a Vicente Domínguez, Mariví Monteserín y la directora general de Patrimonio Cultural, Otilia Requejo. / MARIETA
  • El Consejo de Patrimonio, que se reúne en el Centro Niemeyer, presentará esta mañana las conclusiones de dos días de encuentros

El Centro Niemeyer acoge desde ayer una reunión del Consejo de Patrimonio Histórico, en la que se aborda de forma monográfica la función social del patrimonio. En este sentido, el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, Miguel Ángel Recio, expresó durante la inauguración de las jornadas, que concluirán hoy, la intención de su departamento de abrir el patrimonio histórico al conjunto de la sociedad, no solamente al público más entendido.

«El patrimonio y la manera de presentarlo tienen que estar dirigidos en función del público que recibe, no sólo hay que pensar en el público preparado, si no en otro con menos preparación, y también al que tiene discapacidades físicas o psíquicas», declaró ayer Recio, que incidió en que no solo hay que pensar en patrimonio material «como catedrales o iglesias», sino también en otras artes como «la música o la cultura».

En el acto inaugural estuvo también presente el viceconsejero de Cultura y Deporte del Principado, Vicente Domínguez, que consideró «un privilegio» para la ciudad haberse convertido en la sede del encuentro de este organismo, principal marco de comunicación entre el estado y las autonomías en materia de gestión patrimonial. Domínguez destacó «el rico patrimonio histórico que tiene Avilés, no sólo religioso y civil, si no también uno que va cobrando cada vez más importancia en el imaginario de la sociedad, que es el patrimonio industrial».

Avilés y el prerrománico

La alcaldesa, Mariví Monteserín, aseguró que Avilés es una ciudad con uno de los cascos históricos de origen medieval mejor conservados del norte de España, y señaló que su objetivo es mejorarlo y «reforzar su condición de atractivo turístico, de espacio activo y lleno de vida, y conservar su legado para generaciones futuras», algo que confía lograr gracias al Plan Especial para este enclave ya aprobado.

Para elegir Asturias como sede del encuentro se tuvo en cuenta el hecho de que se esté conmemorando el 30 aniversario de la inclusión del prerrománico asturiano en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. Durante estos dos días de reuniones se informará sobre las candidaturas ya presentadas: la de Menorca talayótica y la de los bosques de hayedos europeos, y la de Medinat Al zahra, que se encuentra en proceso de presentación.

Al mismo tiempo, también se analizarán otras propuestas, entre ellas la de solicitar la ampliación del bien declarado Patrimonio Mundial 'Monumentos de Oviedo y del Reino de Asturias' para incorporar la Iglesia de San Salvador de Valdediós, en Villaviciosa, un ejemplo de la arquitectura posramirense que aún no ha sido reconocido por la Unesco como sí ha sucedido con los monumentos del Naranco, Santa Cristina de Lena, San Julián de los Prados o la fuente de Foncalada.