El Comercio

Antonio Cabrera.
Antonio Cabrera. / MARIETA

«Siempre que entra dinero, el PSOE lo reparte entre sus feudos históricos»

  • El líder vecinal de Jardín de Cantos recrimina al gobierno local que los fondos del DUSI no lleguen a todos los barrios necesitados

El presidente de la asociación de vecinos de Jardín de Cantos, Antonio Cabrera, recriminó ayer al gobierno local que los diez millones de fondos europeos que recibirá a Avilés para llevar a cabo el plan de Desarrollo Urbano Sostenible vayan a ir exclusivamente a los barrios en los que obtienen «mayor rentabilidad electoral».

«Para el PSOE, con la complicidad del resto de partidos que hay en el Ayuntamiento, Avilés termina en Pruneda», lamenta, al tiempo que denuncia que Jardín de Cantos tiene unas necesidades muy básicas «que se solucionarían con un poco de voluntad política», y que van desde la limpieza a las aceras y cunetas en mal estado, hasta el bloqueo del convenio con Cristalería, paralizado desde el año 2003. «Siempre que entra dinero, lo reparten entre sus feudos históricos y a los demás nos tratan como a leprosos», se queja.

Relevo en la asociación

Cabrera también anunció ayer una inminente convocatoria de elecciones en la asociación vecinal, y una esperanza de que haya candidaturas que garanticen un relevo. Este líder vecinal acumula ya más de 25 años a sus espaldas en la primera línea y esta barajando la posibilidad de abandonar ese papel principal, siempre que haya una garantía de continuidad al frente del colectivo.

«El barrio no se puede quedar sin representación y, si decido irme, que nadie dude de que colaboraré en la medida de lo posible con quienes nos releven», señala. Cabrera asegura que habría personas interesadas en entrar en una futura directiva de la asociación. «No quiero dejar a nadie en la estacada, pero ya soy el decano de los presidentes vecinales», recordó.

Temas