El Comercio

Valdediós inicia en Avilés el proceso para convertirse en Patrimonio Mundial

El viceconsejero de Cultura, Vicente Domínguez, con al director general de Bellas Artes, Miguel Ángel Recio ayer en el Niemeyer durante la reunión del Consejo de Patrimonio.
El viceconsejero de Cultura, Vicente Domínguez, con al director general de Bellas Artes, Miguel Ángel Recio ayer en el Niemeyer durante la reunión del Consejo de Patrimonio. / JOSE PRIETO
  • El Consejo de Patrimonio Histórico, que se reunió durante dos días en el Centro Niemeyer, aprobó además la candidatura de los olivares andaluces

De la reunión que, durante dos días, han mantenido en el Centro Niemeyer los integrantes del Consejo de Patrimonio Histórico ha salido una buena noticia para Asturias, la del visto bueno al inicio de los trámites para ampliar el bien ya declarado Patrimonio Mundial de los 'Monumentos de Oviedo y del Reino de Asturias' para incorporar a la lista a la iglesia de San Salvador de Valdediós.

Este templo maliayo es uno de las más importantes construcciones del prerrománico asturiano pero, pese a que goza de la máxima protección autonómica, no formaba parte del listado que la UNESCO declaró, hace ahora 30 años, Patrimonio de la Humanidad. Ahí están Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, además de San Julián de los Prados, Santa Cristina de Lena y la fuente ovetense de Foncalada. Ahora, la intención del Ministerio es que la lista se amplíe para acoger a esta singular iglesia.

Lo aprobado ayer supone la inclusión del Valdediós en la lista indicativa española, donde se acogen algunas de las propuestas que elevan al consejo las distintas comunidades autónomas. Junto a la asturiana, también ha sido aceptada la candidatura de 'Los paisajes del olivar en Andalucía', mientras que se ha caído la de la Seo de Égara.

Esta lista es el primer paso para que en el futuro, Valdediós pueda gozar del mismo estatus que los monumentos del Naranco, un objetivo que la Consejería de Educación y Cultura considera «prioritario» en el marco de su política de conservación , protección y difusión del prerrománico. A partir de ahí, la propuesta deberá permanecer al menos un año incluida en ese listado y, transcurrido ese plazo, podrá presentarse ya una candidatura formal ante la Unesco. Esto significaría que Valdediós ha sido seleccionado entre todas las opciones que puedan existir en ese momento en España, una decisión que adopta un grupo de trabajo del Consejo de Patrimonio.

Después de eso, cuando sea elegida como candidatura española de un año concreto, se remite al Centro de Patrimonio Mundial, y es entonces cuando la Unesco y su organismo asesor, Icomos, inician el proceso de evaluación de la propuesta, que dura alrededor de año y medio. El proceso incluye visitas in situ de especialistas, análisis de documentación y un minucioso examen que valúa también la gestión del monumento y su estado de conservación. La decisión final se toma en la reunión anual del Comité de Patrimonio Mundial.

En esa lista española hay ahora mismo una veintena de candidaturas diferentes, a las que tendrá que imponerse Valdediós para dar el siguiente paso en esta carrera. Solo se selecciona una por año, un privilegio que ahora le corresponde a la Medinat Al zahra, que ya está en proceso de presentación.

Patrimonio Inmaterial

Con respecto al Patrimonio cultural Inmaterial, las candidaturas de Las Fallas de Valencia, Las Tamboradas y la de La piedra en seco, en la que España participa junto a Chipre y Grecia, ya están siendo analizadas por la Unesco. Las siguientes en presentarse podrían ser las del Tapeo, la Semana Santa, los Carnavales y la Trashumancia.