El Comercio

Imagen de archivo del centro de salud de Sabugo.
Imagen de archivo del centro de salud de Sabugo. / MARIETA

La falta de cuatro profesionales aumenta las quejas en el centro de salud de Sabugo

  • La saturación y la falta de sustitución de las bajas hizo que ayer se dieran citas médicas para el viernes, cinco días después de solicitarla

La escasa plantilla del centro de salud de Sabugo, con profesionales que tienen que atender a más de 1.800 cartillas, se ve todavía empeorada porque no se sustituyen a los profesionales que por distintos motivos no acuden a su trabajo. Ayer lunes, según señaló el presidente de la Asociación de Vecinos de Jardín de Cantos, Antonio Cabrera, faltaban dos médicos y dos enfermeras, lo que llevaba a que las citas médicas solicitadas por los pacientes se estuviesen dando en algunos casos para el viernes, cinco días después.

El representante vecinal volvió a insistir en la necesidad de dotar de un nuevo equipamiento sanitario a esta zona, dado que sus dimensiones hacen prácticamente imposible que pueda tener más personal. Recordó los compromisos adquiridos por la Consejería de Sanidad de reordenar el mapa sanitario de Avilés para tratar de rebajar la presión de los facultativos de este centro de salud, «unos compromisos que meses después siguen sin cumplirse y mientras los pacientes seguimos sufriendo una situación que cada día es más insostenible».

Saturación de Urgencias

Antonio Cabrera alertó de las consecuencias que pueden tener situaciones como las vividas ayer en el centro de salud de Sabugo y los importantes retrasos en las citas médicas. «Luego no deberían quejarse de la saturación de Urgencias en el Hospital San Agustín porque los pacientes tenemos que buscar soluciones para ser atendidos y a veces no se puede esperar cinco días para ello», afirmó.

Lamentó que «luego las autoridades sanitarias nos culpen a los pacientes de estas saturaciones en Urgencias diciendo que acudimos sin verdadera necesidad, cuando simplemente una buena planificación y cubrir las bajas que puedan existir puntualmente en los centros de atención primaria pueden evitar que muchos pacientes tengan que acudir a Urgencias para ser atendidos».