El Comercio

IU exige a Sanidad que resuelva la saturación del centro de salud de Sabugo

Pacientes en el centro de salud de Sabugo.
Pacientes en el centro de salud de Sabugo. / MARIETA
  • La concejala Carmen Conde denuncia un exceso de cartillas sanitarias por profesional y de la demora en la citación de los pacientes

La concejala de Izquierda Unida Carmen Conde incidió ayer en los problemas de saturación que sufre de forma permanente en Centro de Salud de Sabugo, donde cada médico atiende de media a 1.530 pacientes, y dos de los facultativos superan las 1.700 cartillas, unas cifras que superan las recomendaciones de diversos organismos especializados, que marcan como tope los 1.500 pacientes en el caso de los profesionales de medicina general, y los 1.000 en el caso de los pediatras. Conde reclama al Principado una solución para este problema

A preguntas del grupo parlamentario de IU acerca de la situación de Sabugo, el consejero de Sanidad argumentó que la media de tarjetas sanitarias en el centro supera en algo más de 140 la media del Área III, mientras que en Pediatría se superan en más de trescientas. «Dice que no hay problema, que la organización se hace internamente en el centro, y que incluso se hacen agendas de calidad con citas de demanda de ocho a diez minutos por paciente», señala la edil, que recuerda que Sabugo atiende a seis de los siete centros geriátricos de la ciudad, lo que incrementa de forma muy notable su presión asistencial.

En la ceremonia de entrega de los premios de LA VOZ DE AVILÉS, Conde tuvo la oportunidad de acercarse al consejero y volver a preguntarle por esta cuestión. «Me respondió que todo estaba en los papeles, y que su percepción no coincidía con la mía», cuenta la concejala de la coalición que, no obstante, incide en que no se trata de la percepción de Izquierda Unida, sino de la de «muchas personas usuarias que superan día a día la presión y la falta de atención, y la de una parte importante de los profesionales del centro», que se quejan «una y otra vez», del exceso de cartillas o del movimiento de profesionales de una consulta a otra, cubriendo a otros que, «por distintos motivos, no están en su puesto de trabajo», denuncia Conde.

«El consejero responde con un chorreo matemático y prácticamente un corta y pega del reglamento de contrataciones sin ninguna explicación de los porqués», lamenta Izquierda Unida, que echa en falta no solo autocrítica, sino también un compromiso para la mejora de las condiciones.

En los últimos días, la falta de cuatro profesionales se ha traducido en demoras a la hora de asignar citas de hasta cinco días, que se suman a hechos habituales que, como recuerda la edil, pasan por no saber si un día habrá pediatra, o si los profesionales tendrán que atender solo a su cupo o también al de algún compañero de baja o con algún tipo de permiso.