El Comercio

«Nos sentimos bien cuando nos valoran y nos aceptan»

Público asistente a la jornada de ayer en el Centro de Arte de El Arbolón.
Público asistente a la jornada de ayer en el Centro de Arte de El Arbolón. / MARIETA
  • «El 75% de los enfermos mentales nos hemos sentido discriminados», denuncian en la lectura de un manifiesto

«Nos duele la incomprensión, que nos ignoren, que no nos escuchen, que no nos entiendan», denunciaron ayer los usuarios de los servicios de Salud Mental. Lo hicieron a través de un manifiesto leído por un usuario en el Centro Municipal de Arte y Exposiciones de Avilés y elaborado por el Comité Pro Salud Mental en Primera Persona de la Confederación Salud Mental España. El texto asegura que el 75% de las personas con problemas de salud mental se han sentido discriminadas «en algún ámbito de la vida», y tanto los usuarios como sus familiares piden romper las barreras para poder integrarse. «Nos sentimos bien cuando nos valoran, cuando reconocen nuestros aciertos, cuando nos aceptan», dicen.

El manifiesto se esforzaba en hacer ver que las personas con una enfermedad mental no son demasiado diferentes al resto, sino que tienen sus mismas motivaciones e inquietudes, sus mismos deseos y preocupaciones. Además de este texto, también se leyó una proclama, que corrió a cargo del concejal Miguel Ángel Balbuena, en la que se pedía hablar «abiertamente y con naturalidad sobre salud mental y trastornos mentales», además de asumir el derecho de todos a vivir en igualdad y no sufrir situaciones de desventaja social, y llamaba también a «intentar ser agentes de cambio poniendo en marcha pequeños y sencillos gestos que pueden ser artífices de grandes logros», así como a garantizar «el derecho de las personas con problemas de salud mental a participar en su propio proceso de recuperación» y a fomentar «su capacidad para la toma de decisiones que afectan a su propia vida».

La propia secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, reclamó en un acto en Madrid con motivo del Día Mundial de la Salud Mental la «plena integración» en la sociedad de las personas que sufren enfermedades mentales, y pidió dar visibilidad a estas patologías. Camarero señaló que estas cuestiones «no pueden seguir siendo un tabú, ya que forman parte de nuestra vida cotidiana, donde son una realidad creciente».

En España, alrededor de un millón de personas sufren trastornos de carácter grave como esquizofrenia o trastorno bipolar, y otros nueve millones padecen ansiedad o depresión. Se calcula que en el año 2010, la mitad de las enfermedades discapacitantes estarán relacionadas con la salud mental.

En Asturias hay aproximadamente 24.000 pacientes de este tipo y, debido a la alta incidencia de las enfermedades mentales, el 25% de la población padecerá algún trastorno de esta índole a lo largo de su vida. En el año 2014, el último del que están cerrados los datos, más de 13.000 asturianos mayores de quince años y más de 2.000 niños menores de catorce fueron atendidos en alguna de las consultas especializadas del sistema sanitario público. Ese año se analizaron los casos de más de 50.000 adultos y más de 4.500 menores de catorce años.

De acuerdo a los datos de la última Encuesta de Salud de Asturias, el 19,9% de la población adulta tiene riesgo de mala salud mental, un riesgo que se incrementa con la edad y que es mayor en mujeres, hasta el punto de que cerca de un tercio de las féminas mayores tiene algún tipo de problema. Mientras, en los hombres el riesgo más elevado se da a edades más tempranas, y llega al 16% en la horquilla que va desde los 20 a los 44 años.

Una prioridad

Las cifras preocupan a las administraciones, hasta el punto de que la Consejería de Sanidad ya ha optado por dar prioridad a estos problemas de salud. Se persiguen varios objetivos, entre ellos la detección temprana en la infancia, la promoción de los tratamientos psicoterapéuticos, que en los últimos años se habían visto relegados frente al recurso de la medicación, la atención a los adultos con trastornos más severos y la lucha contra el estigma y la discriminación social. de estos pacientes

Para ello acaba de elaborarse el Plan de Salud Mental 2015-2020, un documento que contempla la creación de 254 plazas asistenciales: 90 de alojamiento asistido, 73 psicogeriátricas en residencias del ERA y 91 en pisos tutelados, y un importante incremento de los recursos humanos, sobre todo en las categorías de psicología clínica, psiquiatría y enfermería especializada.

El de ayer en Avilés fue el acto central de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental en Asturias. Las actividades se iniciaron el lunes en Oviedo con un acto institucional y concluirán esta tarde en Langreo con representación de una obra de teatro social en el Nuevo Teatro de La Felguera. Paralelamente se invita a la ciudadanía a realizarse una foto delante de un marco que simboliza un espejo representándose la idea de que las cosas que son importantes para los enfermos mentales son las mismas que para el resto de personas.