El Comercio

La Guardia Civil constata un descenso de un 15% de los delitos en la comarca en un año

fotogalería

Revuelta rindió homenaje a Agapito Pérez, comisario de la Policía Nacional, con motivo de su cercana jubilación. / MARIETA

  • Mariano Revuelta destaca la colaboración ciudadana y de los medios de comunicación para resolver los casos

  • «La investigación y el trabajo diario permitió atajar el repunte en el robo en viviendas», dice el capitán

La Guardia Civil celebró ayer su patrona, la Virgen del Pilar, con una misa y un acto en su cuartel de Bustiello en el que además de los reconocimientos, el capitán dio a conocer las cifras de la actividad de los 273 efectivos que conforman la compañía de Avilés, desde donde se cubre la seguridad de la zona rural de la ciudad, además de Corvera, Castrillón, Gozón, Illas, Candás, Llanera, el Aeropuerto y el Puerto. En su discurso, el capitán, Mariano Revuelta Gómez, se congratuló de los buenos resultados del último año con una reducción del 15% en los «actos ilícitos penales» en su ámbito de trabajo.

El inicio del año en la comarca, como en otros puntos de Asturias, fue complicado en cuanto al aumento de robos en las viviendas de las zonas rurales, sin embargo, «la investigación y el trabajo diario nos ha permitido atajar este problema y ha supuesto que en los meses siguientes se haya corregido», aseguró Revuelta. El capitán destacó el trabajo de los profesionales y también su dedicación en momentos en el que se ha producido una reducción en el número de efectivos no sólo en el cuartel de Bustiello, sino en todos los de España como también sucede con el resto de servicios del Estado.

Mariano Revuelta quiso, en este sentido, destacar el trabajo de los guardias civiles bajo su mando y consideró que «aunque no podamos darle una medalla a cada uno de ellos, todos la merecen». De hecho, no quiso resaltar ninguna de las operaciones llevadas a cabo a lo largo del último año porque lo consideró «injusto». «Todos y cada uno de los que forman este cuartel realizan una labor importantísima día a día que tiene sus frutos», afirmó.

El capitán ya había dicho anteriormente en su discurso ante las personas presentes en el cuartel para celebrar la patrona de la Guardia Civil que la crisis «ha supuesto como para todos una merma en el capital humano de nuestro cuartel, pero eso lo hemos compensado con el trabajo y el esfuerzo que ha permitido una rebaja de los delitos en el último año». Revuelta destacó también la importancia que para esto tiene la colaboración ciudadana y también la de los medios de comunicación, «porque no podemos tener un guardia civil en cada esquina».

En su discurso destacó también la importancia de esta capitanía en Asturias por el ámbito en el que actúa, no sólo por las dimensiones, sino también porque en la comarca están el Aeropuerto, el Puerto y también grandes industrias. Revuelta enumeró así la diversidad de los servicios que se prestan desde la capitanía, empezando por la vigilancia y seguridad de las visitas de los Reyes a las numerosas fiestas populares que se celebran en cada una de las localidades. Y en el ámbito de la divulgación enumeró las charlas y demostraciones realizadas a lo largo del año en colegios, institutos y también con mayores para recordarles las medidas de seguridad que deben adoptar.

En la celebración de su patrona, la Guardia Civil ayer quiso dedicar uno de sus reconocimientos a la Casa de Acogida. El capitán en su discurso destacó el trabajo que se realiza en este centro y ofreció alguna de las cifras del año pasado y también de los meses de este año. «Lamentablemente hemos vivido un ligero repunte», indicó. A lo largo de 2015, la Casa de Acogida de Avilés atendió a 34 mujeres y ocho menores, de los que el 82% llegaron por vía de urgencia y el 37% eran de Avilés. Mientras que a lo largo de este año ya han sido atendidas 39 mujeres y diecinueve menores.

Coordinación policial

La coordinación entre los tres cuerpos de seguridad de Avilés ocupó otra parte del discurso del capitán de la Guardia Civil. Mariano Revuelta puso en valor este trabajo conjunto a la hora de obtener resultados. Y también lo hizo la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, que dijo que «no sólo existe una coordinación entre las fuerzas de seguridad sino una armonía, una colaboración que es la mayor garantía para que la comarca mantenga unos altos niveles de seguridad».

La primer edil también valoró el trabajo de la Guardia Civil en distintos campos y el hecho de que se «haya sabido adaptar a los cambios de la sociedad, como lo demuestra que el grupo de delitos telemáticos se haya convertido en el máximo exponente de la lucha contra los ciberdelitos en España».

Si la alcaldesa enumeró algunos de los campos de trabajo de este cuerpo de seguridad, el capitán quiso también destacar otros aspectos más allá del trabajo diario y se mostró orgulloso de haber recibido el pasado mes de agosto el Mérito Nacional a la Donación Altruista que le concedió a la Federación Española de Donantes de Sangre. «Sabemos que fue gracias a Palmira García, anterior presidenta de los Donantes de Sangre de Avilés recientemente fallecida y a la que echamos mucho de menos», afirmó. Del premio también resaltó que «una compañía pequeña como la nuestra haya sido distinguida con un reconocimiento que recibieron también personas como Cristiano Ronaldo o las comandancias de Burgos y Zamora, mucho más grandes que nosotros».

En la celebración de la patrona de la Guardia Civil, tras los discursos del capitán y la alcaldesa, se celebró un homenaje a los fallecidos oficiado por el párroco de Llaranes, José María Murias, que minutos antes celebró la misa en honor a la Virgen del Pilar.