El Comercio

Dos niños de la escuela de 0 a 3 de El Quirinal, con sus tabletas en su presentación hace un año.
Dos niños de la escuela de 0 a 3 de El Quirinal, con sus tabletas en su presentación hace un año. / MARIETA

El programa de tabletas en las escuelas de 0 a 3 queda en suspenso

  • La inspección educativa paralizó el proyecto el pasado mes de marzo y el Ayuntamiento no ha tomado aún la decisión de renovar el contrato

Hace ahora un año que el Ayuntamiento anunció a bombo y platillo un novedoso y singular proyecto para las tres escuelas de 0 a 3 años de Avilés, en El Quirinal, La Magdalena y La Toba, que incorporarían tabletas a su programa educativo con un programa específico para los niños de edades tan tempranas. A día de hoy, sin embargo, ese proyecto está paralizado y en el aire.

Las tabletas, veinte en total, descansan en los armarios de los centros desde el mes de marzo, cuando la inspección educativa ordenó cerrar el programa. A día de hoy, el Ayuntamiento aún no ha decidido si renovará el contrato con Telefónica, a pesar de que este caducó hace varias semanas. Las educadoras no tienen ningún tipo de información sobre el futuro de las tabletas, aunque la intención de los centros parece pasar por seguir incorporando las nuevas tecnologías en esta etapas de la enseñanza.

«Ahora los centros están elaborando sus programaciones anuales, y si nos piden ese recurso lo estudiaremos», explica la concejala de Educación, Yolanda Alonso. El año pasado, sin embargo, las tabletas se incorporaron a las aulas sin haberse mencionado en esta programación anual, y sin haber pasado tampoco por el claustro de profesores ni por el consejo escolar.

El programa terminó cayéndose por estos defectos de forma, que habían sido denunciados ante el propio consejero de Educación por el concejal de Somos Primitivo Abella, en calidad de padre de una alumna de una de las escuelas públicas de 0 a 3. Los problemas, no obstante, no eran solo formales, sino que la denuncia sostenía que los contenidos no estaban adaptados a la edad de los escolares.

Se proponía, por ejemplo, una actividad que consistía en situar el número 17 en una línea recta, en la que habría que posicionarlo entre los números 1 y 20, algo claramente complicado para niños de poco más de dos años , que eran el público al que supuestamente iba destinado el programa. También se proponían reconocimientos y asociaciones de formas complejas. «Había ejercicios que parecían sacados un psicotécnico de adultos», asegura Abella.

El equipamiento estaba suministrado por la empresa Telefónica a través de su división educativa, Telefónica Learning Services. La aplicación que se utilizaba, Infantium, era una creación de una start-up barcelonesa que pretendía revolucionar la educación infantil basándose en los conocimientos de la neurociencia y en teorías como la de las inteligencias múltiples del premio Príncipe de Asturias Howard Gardner. Sobre el papel, la idea era buena pero, sin embargo, «no salió bien del todo», como reconoce la propia concejala de Educación.

14.600 euros

Todas esas dificultades han puesto en entredicho esta iniciativa, hasta el punto de que su futuro es aún una incógnita con el curso ya iniciado hace más de un mes. Los equipamientos tuvieron un coste de 14.600 euros, lo que supuso 730 euros por tableta. Nueve de ellas se han quedado en El Quirinal, mientras que otras seis están en La Magdalena, tres en La Toba, y dos funcionaban como reservas para casos en los que alguna de ellas no funcionase.

Hoy , sin embargo, ninguna de ellas se utiliza, y aunque el profesorado parece inclinarse por volver a dar uso a estos equipos informáticos, aún no está claro el enfoque ni el tipo de aplicaciones que se utilizarán. «El Ayuntamiento solo pone los medios para que los centros puedan desarrollar su labor pedagógica», insiste Alonso. El año pasado, no obstante, el mecanismo para poner en marcha el programa Infantium, fue justo el contrario, razón por la cual hoy las tabletas siguen guardadas en un cajón, donde llevan ya cerca de siete meses, más de los que se utilizaron.

Temas